Gazeta de Antropología, 2009, 25 (2), artículo 35 · http://hdl.handle.net/10481/6887 Versión HTML  ·  Versión PDF
Recibido 7 mayo 2009    |    Aceptado 30 julio 2009    |    Publicado 2009-08
Medicina popular en Meliana, Valencia
Popular medicine in Meliana, Valencia (Spain)





RESUMEN
Muchas de las prácticas de la medicina científica tienen un reflejo en la medicina popular que le antecede; es necesario, por tanto, detectar aquellas prácticas populares que tienen una base científica (se pueden explicar y demostrar su fundamento a través de estudios científicos) y aquellas que no tienen base alguna. No existen estudios en la población de Meliana (Valencia) sobre Medicina Popular. Los objetivos de este trabajo son conocer, catalogar y cuantificar los remedios populares de la población de Meliana, trasmitidos de generación en generación; señalar el origen, fuente, tiempo y lugar de estos remedios populares, y establecer la tipología de los sistemas médicos utilizados.

ABSTRACT
Many of the practices of scientific medicine have a mirror image of those used in popular medicine, which came before. There is a need to distinguish between those popular practices which have a scientific foundation (i.e. they could be explained and demonstrated through scientific studies) from those practices without. There are no studies in the city of Meliana (Valencia) on popular medicine. The present work seeks to catalogue and to quantify the popular remedies found in the city of Meliana, passed down by word of mouth generation after generation, indicating the origin, source, time and place of these popular remedies, and to establish the typology of the medical systems utilized at that time.

PALABRAS CLAVE
antropología médica | antropología de la salud | enfermedad | etnomedicina | Meliana
KEYWORDS
medical anthropology | anthropology of health | disease | ethnomedicine | Meliana


1. ¿Qué es la antropología?

La antropología se define como el estudio científico y humanístico de la especie humana; la exploración de la diversidad humana en el tiempo y el espacio (Kottak 2006).

 

1.1. Subcampos en la antropología

Podemos hablar de cuatro subcampos: antropología cultural, arqueología, antropología biológica o física y lingüística. La antropología cultural estudia la sociedad y la cultura humana, describiendo y explicando, analizando e interpretando las similitudes y diferencias culturales. Para llevar a cabo esta tarea son necesarias dos actividades esenciales en la antropología: la etnografía (1) y la etnología (2). La antropología arqueológica reconstruye, descubre e interpreta el comportamiento humano y los patrones culturales a través de los restos materiales. En la antropología biológica o física el objeto de estudio se centra en la diversidad biológica humana en el tiempo y el espacio; comparte intereses con la biología, la zoología, la geología, la fisiología, la medicina y la salud pública. (Arsuaga y Martínez 1999). La antropología lingüística estudia el lenguaje en su contexto social y cultural, en el espacio y a través del tiempo.

 

1.2. La cultura

La cultura (3) es un aspecto clave de la capacidad de adaptación y del éxito de la especie humana. Se puede definir la cultura como el conjunto de tradiciones y costumbres trasmitidas a través del aprendizaje que guían las creencias y el comportamiento de las personas expuestas a ellas. Las tradiciones se aprenden de una sociedad particular a través del proceso denominado enculturación (4) . El rasgo fundamental de las tradiciones culturales es su transmisión mediante el aprendizaje en lugar de mediante la herencia biológica. Según Wolf , “las poblaciones humanas construyen sus culturas en interacción unas con otras, no de forma aislada” (Wolf 1982).

La antropología es una ciencia; es “un campo sistemático de estudio o cuerpo de conocimiento que intenta, a través de la experimentación, la observación y la deducción, dar explicaciones fiables de un fenómeno, con referencia al mundo material y físico” (5).

 

1.3. La antropología aplicada

La antropología tiene dos dimensiones: La antropología académica (o teórica) y la antropología aplicada (o práctica). La antropología aplicada hace referencia a la aplicación de datos, perspectivas, teoría y métodos antropológicos que se utilizan para identificar, evaluar y resolver problemas sociales contemporáneos; áreas aplicadas como la sanidad pública, la planificación familiar y el desarrollo económico. La antropología de la salud y la enfermedad tiene en cuenta el contexto sociocultural y las implicaciones de las enfermedades y las dolencias (6); investigaciones transculturales muestran que las percepciones de la buena o la mala salud varían entre las diferentes culturas.

 

2. Antropología de la salud y la enfermedad (etnomedicina)

El objetivo de la medicina y de los profesionales sanitarios es social; la medicina misma es una ciencia social. La salud y la enfermedad no deben analizarse fuera del entorno global, se habla de “casos sociales” y no solo de “casos clínicos” (Fresquet-Febrer 1994). Junto a otras ciencias; fisiología, bioquímica, genética, biología molecular, psicología, medicina, etc., deben situarse también las ciencias sociales: “la condición social del hombre es una realidad ineludible en la lucha contra la enfermedad y la promoción de la salud” (Fresquet-Febrer 1994).

Según el antropólogo de salud Peter Brown, la etnomedicina es la medicina propia de un grupo y de una cultura, ya que los sistemas terapéuticos se construyen de acuerdo con las características culturales de los grupos (Brown 1998).

 

2.1. Sistemas médicos

Sistemas médicos

Según el carácter de sus fundamentos Creencias mágicas y religiosas  
Empirismo  
Según la clase de sociedad y de cultura Sociedades preurbanas Paleomedicina, medicinas primitivas actuales
Sociedades urbanas arcaicas Medicinas arcaicas egipcias, mesopotámicas y precolombinas
Sociedades urbanas modernas  
Según la sociedad y sistema económico Sociedades sencillas Bandas y tribus
Tabla 1. Sistema médico y tipo de sociedad.

Las sociedades se enfrentan a los problemas que platean las enfermedades; la medicina es el resultado de ese enfrentamiento, definido como el conjunto de actividades que se realizan para solucionar esos problemas y la enfermedad finalmente, aliviándolas, curándolas y previniendo su aparición. Este conjunto de actividades adopta diferentes formas dependiendo de la sociedad que las plantee, por lo no existe un único sistema médico, y por tanto sería un error caer en el reduccionismo el pensar que solo existe la medicina científica moderna, hegemónica en las sociedades desarrolladas actuales (López-Piñero 2005). Se podría decir que existen tanto sistemas médicos como culturas. Si observamos nuestra sociedad comprobaremos que existen otras formas de medicina asociadas a la medicina popular o folkmedicina.

Los sistemas médicos pueden ser tipificados, al menos, de tres formas:

Según el carácter de sus fundamentos en:
1. Creencias mágicas y religiosas.
2. El empirismo (o algún modo de conocimiento científico).

Ya que las creencias mágico religiosas y el empirismo suelen ir frecuentemente asociados, se pueden hacer de nuevo dos clasificaciones; los sistemas médicos empíricos-creenciales y los sistemas médicos racionales o científicos. Según la clase de sociedad y de cultura a la que cada sistema médico pertenece:

-Los empírico-creenciales aparecen en:
a) Sociedades preurbanas (paleomedicinas o medicinas prehistóricas y medicinas primitivas actuales).
b) Sociedades urbanas arcaicas (medicinas arcaicas egipcias, mesopotámicas y precolombinas).
c) Sociedades urbanas clásicas modernas.

-Los racionales proceden de las sociedades urbanas clásica indica, china y griega.
La medicina científica moderna; sociedad urbana moderna de la Europa occidental.

Otra forma de clasificación de los sistemas médicos con relación al tipo de sociedad; desde el punto de vista de la antropología económica (Lewellen 1994):

-En sociedades tecnológicamente sencillas, como las formadas por bandas y tribus, que tienen chamanes como sanadores principales, el sistema médico forma parte integral de la “religión” local.

-En las sociedades tecnológicamente complejas (desde el punto de vista tecnológico) el sistema médico primario duele ser principalmente secular y caracterizado por la existencia de múltiples sistemas médicos o tradicionales, lo que se denomina pluralismo médico.

Según Mircea Eliade, antropólogo e historiador de las religiones, la labor de los chamanes en las sociedades antiguas no sólo era la de curar, sino tratar de mantener la integridad de todo el grupo, salvaguardar la sociedad, su orden y el equilibrio en su relación con la naturaleza y con el cosmos (Eliade 2001).

La medicina científica moderna es un sistema desarrollado en la sociedad urbana moderna de la Europa occidental, y que se ha difundido a casi todo el mundo.

Gracias a los procesos de pervivencia y difusión, la coexistencia de varios sistemas médicos (7) es un fenómeno presente en la práctica totalidad de las sociedades actuales (López-Piñero 2005).

Los sistemas médicos constan de componentes tanto cognitivos como comportamentales y se encuentran en todas las culturas; se estudian como parte de la antropología médica (8) (Barfield 2001).

 

2.2. La medicina popular desde una perspectiva antropológica (folkmedicina)

Las folkmedicinas forman parte del folclore, término que a través del inglés, procede del alemán Volskunde (cultura popular). En la mayoría de las medicinas populares aparecen interpretaciones de las enfermedades basadas en fenómenos mágicos y religiosos. Las folkmedicinas no excluyen la observación de causas naturales, aunque su relación con las enfermedades suele ser arbitraria.

En la terapéutica se combinan métodos mágicos-religiosos con el empleo de masajes, baños, calor, intervenciones quirúrgicas menores y la utilización de productos naturales, sobretodo vegetales, con propiedades curativas reales o imaginarias.

En la prevención, los talismanes y los amuletos son objetos cuya acción depende de su propia materia o a la forma que tienen; como imanes, piedras preciosas, etc.:

1. Los talismanes son objetos cuya acción depende de su propia materia (como imanes, piedras preciosas, etc.).

2. Los amuletos deben sus propiedades a la forma que tienen o a la inscripción que llevan.

Según López-Piñero: “Las folkmedicinas son una cuestión de gran relieve para la práctica médica y resultan imprescindibles para organizar eficazmente tanto la asistencia sanitaria como la prevención” (López-Piñero 2005).

Las medicinas tradicionales no son solo elementos que ayudan a perpetuar la cultura y a mantener la cohesión e identidad de los grupos. También curan, es decir, tienden como tales, fines y objetivos concretos y específicos; el principal: prevenir la enfermedad y ayudar al restablecimiento de la salud de sus gentes (Bernal y otros 1991).

 

3. La población de Meliana

Meliana es un municipio de la provincia de Valencia (Comunidad Valenciana) perteneciente a la comarca de “L’Horta Nort”, en la zona septentrional (figura 1-3). El partido judicial está situado en Moncada, población próxima a Meliana.

Figura 1. Situación de la Comunidad Valenciana.


Figura 2. Situación geográfica de Meliana.


Figura 3. Situación de Meliana.

Sus habitantes reciben el nombre de melianero/a, y dado el predominio lingüístico, melianers. Las fiestas mayores de Meliana se celebran entre los días 11 y 14 de septiembre en honor a la Virgen de la Misericordia y al Cristo de la Providencia.

 

3.1. Situación geográfica

Meliana (figuras 4-7) está situada al norte de la ciudad de Valencia, cerca de la costa, sin embargo no existen marjales como sucede en otras poblaciones más al norte. Su ubicación es 39º 31′ norte 00º 20′ oeste. Su relieve es completamente llano (altitud 12 msmm), formado por un rellano de sedimentos cuaternarios. Dista 6,6 km de la ciudad de Valencia. Su superficie abarca 4,7 km2. El término municipal de Meliana limita con las localidades de Alboraya, Almácera, Foios y Valencia.

En el barrio de Roca, al nordeste de la población, mana la fuente de San Antonio; es el único accidente hidrográfico a señalar.

Figura 4. Plano de Meliana.


Figura 5. Plaza de Nolla en el plano.


Figura 6. Hogar del jubilado.


Figura 7. Plaza del ayuntamiento.

 

3.2. Historia

El único dato arqueológico que se conoce en la actualidad en la población de Meliana, fue el hallazgo esporádico de un hacha de piedra pulida de 12,5 cm de largo.

Los fundadores de la Meliana actual probablemente fueron los árabes, que la denominaron “Miliana”. En la batalla del Puig queda memoria de Meliana con la erección de la Ermita de la Misericordia; en su puerta existía un retablo de azulejos. El rey Jaime I conquistaría estas tierras en 1238.

Más datos: En 1646, tras la expulsión de los moriscos, Meliana cuenta con 90 casas y unos 450 habitantes. En 1794, según Cavanillas, Meliana tenía 250 casas y unos 1000 habitantes.

 

3.3. Demografía

En la actualidad Meliana se encuentra en plena expansión urbanística (ejecución del Plan Urbanístico 2001).

La evolución demografía ha sido la siguiente tabla y gráfico:

Evolución demográfica de Meliana (año/número de habitantes)

1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2000 2005 2006
2696 3199 3392 4002 4530 4659 5173 7122 8847 9122 9051 9512 9622
Tabla 2. Fuente: Instituto Nacional de Estadística, 2007.

 

Gráfico 1. Evolución demográfica de Meliana.

 

3.4. Principales actividades económicas

A grandes rasgos podemos decir que la población de Meliana, durante muchos años, se ha dedicado a la agricultura. A finales del siglo XVIII apareció una industria doméstica orientada a la producción textil. A principios del siglo XIX se amplia esta producción (9), y empieza a fabricarse envases de madera, tanto en casas particulares como en pequeños y medianos almacenes. A mediados del siglo XIX disminuye la actividad textil, ocasionada en parte por la saturación de la actividad, y en consecuencia las clases sociales más desfavorecidas salen perjudicadas. Entre mediados y finales del siglo XIX la producción de envases de madera continúa y surgen otros tipos de producción, asociados a la fábrica de Mosaicos de Nolla, en 1860 (10) (Durán-Martínez 1989). La importancia de la fábrica de Nolla (figuras 8-10) va más allá de la población de Meliana, en palabras de Sanchís Guarner: “La cerámica, otra de las industrias tradicionales valencianas, fue impulsada por la instalación de una fábrica de mosaicos en Meliana por el industrial catalán Miquel Nolla” (Sanchís-Guarner 1989).

Figura 8. Fábrica de Nolla. Trabajadores en la puerta principal.


Figura 9. Fábrica de Nolla en la actualidad.


Figura 10. Chimeneas de la antigua fábrica de Nolla.

La fábrica Nolla, situada a las afueras de Meliana, se instaló también dentro del pueblo. Estaba situada en lo que actualmente es la plaza del Mercado o plaza de Nolla. Otras empresas dedicadas a la cerámica se instalaron en sus proximidades (figuras 11-14).

Figura 11. Fábrica de azulejos Bernardo Vidal.


Figura 12. Anuncio de la fábrica de azujelos Bernardo Vidal.


Figura 13. Fachada y entrada principal de la fábrica.


Figura 14. Detalle de la fecha: 1920.

 Los cultivos predominantes en Meliana son las hortalizas; patatas, sandías, alcachofas, cebollas y tomates. La chufa también ocupa parte de la huerta (figura 15), aunque es la población de Alboraya la mayoritaria. Otros cultivos son el tabaco, los agrios; limones, naranjas, mandarinas y otros frutales (figuras 16-18).

Figura 15. Campo de chufas.


Figura 16. Campo de naranjas.


Figura 17. Campo de lechugas.


Figura 18. Campo de alcachofas.

La huerta de Meliana se riega por la Acequia Real de Moncada (11); esta se articula en tres acequias menores; De la Plaça, Xinxoles y Butifarra (12). También se localizan varios pozos de riego (figura 19).

Figura 19. Cartel de riego.

Meliana no es un pueblo de pescadores, a pesar de encontrarse en la costa. En la actualidad existe una importante actividad industrial, gracias en parte a su polígono (13), y también a la mano de obra. El comercio en Meliana es punto de referencia; sector de crecimiento y consolidación. No hay más que “dar un paseo” por la avenida de Santa María y comprobar la diversidad de comercios; bancos, tiendas de ropa, zapaterías, perfumerías, tiendas de alimentación, restaurantes, etc.

En la Plaza del Pozo (figura 20) se encuentra una inscripción que dice: “Es trobà este manantial el 24 de juliol de 1941″.

Figura 20. Plaza del Pozo.

El manantial del la Plaza del Pozo bajaba en dirección al lavadero que estaba situado a unos 300 menos, después el agua se perdía en la acequia. En la actualidad no hay restos del lavadero, en su lugar hay un edificio. Igualmente existe una torre de la época, adosada a los edificios más modernos (figura 21).

Figura 21. Torre insertada en edificio.

Esta actividad se dinamiza desde la Asociación de Comerciantes de Meliana (14). La cooperativa eléctrica de Meliana lleva más de 100 años en funcionamiento. Desde 1995 se celebra la Feria del Comercio y la Agricultura de Meliana l’Horta Nort (15).

 

3.5. Monumentos

La iglesia parroquial de los Santos Juanes (figura 22). Construida a mediados del siglo XVI según los cánones renacentistas. En el siglo XVIII fue recubierta con elementos churriguerescos; destacan la serie de azulejos que recubren el zócalo.

Figura 22. Iglesia de los Santos Juanes.

Palacio de Nolla. Es también conocido como “Villa Ivonne” y “Palauet de Noia”. Es un edificio de planta rectangular, de dos pisos. Esta mansión fue construida a finales del siglo XVIII para vivienda del director de la fábrica de azulejos Nolla (figuras 23 y 24).

Figura 23. Palacio de Nolla al fondo, 1945.


Figura 24. Palacio de Nolla en la actualidad, 2007.

Posteriormente fue habitada por una familia de origen francés. Más tarde al desaparecer la fábrica de Nolla y su sustitución por la de Gardy, se utilizó de almacén (16). En la actualidad es propiedad del Ayuntamiento de Meliana.

Ermita de la Virgen de la Misericordia (figuras 25 y 26) y Ermita del Cristo de la Providencia (figura 27): detalle en cerámica de una de las paredes de la Ermita de la Virgen:

“Lugares, pueblos, villas y ciudades de España donde se venera a la bienaventurada Virgen María bajo la advocación de Madre y Virgen de la Misericordia… Meliana, en el año 1231 se libra entre el barranco de Carraixet y el llano de Meliana la batalla entre los ejércitos moro y cristiano, obteniendo por favor de Santa María la victoria definitiva de la conquista del Reino de Valencia. El Rey Ben Zahén entrega a Jaime I las llaves de la Ciudad y el 10 de octubre de 1238 se celebra la Santa Misa y se conmemora la incorporación a la civilización y occidental del Reino de Valencia”.

Figura 25. Ermita de la Virgen de la Misericordia.

Figura 26. Detalle de cerámica. Ermita de la Virgen.

Figura 27. Ermita del Cristo de la Providencia.

 

3.6. Equipamiento sanitario. Salud y enfermedad en Meliana

Durante el siglo XIX Meliana sufrió la presencia del cólera.

Los hombres y mujeres de Meliana y alrededores, trabajaron en la fábrica de cerámica de Nolla, en condiciones sanitarias no idóneas, y según el Dr. José Duran:

“La industria, considerada en si, es medianamente insaludable, por la atmósfera de polvo que se levanta y respira en tales departamentos especialmente en la sección de mezcla y comprimido de las tierras, y en el molino triturador de cazos refractarios, donde a pesar de estar asegurada la ventilación, no es raro presenciar en sus operarios procesos neumonoconiósticos, efectos lentos, pero manifiestos de la infiltración pulmonar por el polvo silíceo. Igualmente la extracción del mosaico de los hornos, es un trabajo penoso por la elevada temperatura de los mismos” (Durán-Martínez 1989).

El Centro de Salud de Meliana (figura 28) está situado en la calle Don Eduardo Romero.

Figura 28. Centro de salud de Meliana.

 

4. Hipótesis

Existe una medicina popular que utilizan o han utilizado vecinos del pueblo de Meliana como herramienta para solucionar determinadas dolencias o enfermedades.

 

5. Objetivos

-Conocer, catalogar y cuantificar los remedios populares de la población de Meliana, trasmitidos de generación en generación.

-Señalar el origen, fuente, tiempo y lugar de estos remedios populares.

-Mostrar en su caso, la composición, procedencia, modo de preparación, modo de administración, dosis, frecuencia de utilización, lugar de almacenamiento, así como las indicaciones y la eficacia.

-Establecer la tipología de los sistemas médicos utilizados en Meliana.

-Detectar y explicar aquellas prácticas populares que no tienen beneficio alguno sobre la salud, pero que tradicionalmente se realizan; desmitificación de prácticas populares relacionadas con la salud y la enfermedad.

-Colaborar en la planificación sanitaria, prevención de enfermedades y promoción de la salud, en el área de salud estudiada.

 

6. Material y métodos

Tipo de investigación: Básica y aplicada.
Estudio observacional descriptivo transversal.
Universo. Población de Meliana, mayores de 65 años (punto de partida), de ambos sexos, originarios de Meliana.

Justificación del punto de partida:

-Pueden ofrecernos información sobre la materia objeto de investigación.
- A mayor edad, mayor conocimiento/utilización en medicina popular (criterio de estratificación).
- En su mayoría están jubilados, disponen de más tiempo.
- Mantiene sus facultades cognitivas.
- Ambos sexos. Somos conscientes de la mujer, por su condición de ama de casa y la estrecha relación madre-hijo puede propiciar un mayor conocimiento en el tema la investigación.
- Lugar del estudio. Las personas que han nacido y han vivido en zonas urbanas tiene un menor conocimiento en medicina popular que las de zonas rurales.

Criterios de exclusión:

-Personas que se nieguen a realizar la entrevista.
- Personas que tengas estudios oficiales de medicina, enfermería, biología, farmacia, química, homeopatía, naturopatía u otras medicinas alternativas.
- Resto de personas que convivan con el entrevistado, con el objeto de evitar el “sobreapareamiento”. Una entrevista por vivienda.

Marco geográfico:

Población de Meliana (Valencia)

Selección de la muestra:

Muestra. Aleatoria estratificada. Fin de la muestra cuando se repitan las dolencias / remedios.

Método:

Tipo de muestreo. No probabilístico (cualitativo). Intencional. Informantes estratégicos. “Bola de nieve”; acceso a escenarios privados. Muestreo selectivo de informantes clave.

Muestra: n=17

Variables de la investigación:

Independiente.

-Respecto a los entrevistados. Grupo de edad, distribución por sexo, lugar de nacimiento y años de residencia en Meliana (para los que no son naturales del pueblo).
- Respecto de la entrevista. Número de entrevistas y duración media de las entrevistas.

Dependiente. Respecto a las dolencias/remedios populares. Origen, modo de utilización o aplicación, procedencia, dosis, frecuencia de utilización, lugar de almacenaje, indicación, eficacia, etc.

Técnica. La entrevista en profundidad como técnica cualitativa se centra en buscar el significado que los propios sujetos atribuyen a los hechos; se trata de un muestreo no probabilístico. Es un muestreo intencional, ya que escogemos a aquellos individuos que nos interesen para la investigación y que puedan proporcionar información relevante, lo que se denomina informantes estratégicos.

Para el análisis estadístico utilizamos el programa SPSS Windows ® vers.1.4

Para la tabulación de los datos recogidos en las variables dependientes e independiente hemos utilizado el programa informático Acces ®.

La entrevista en profundidad (o entrevista abierta):

La entrevista en profundidad es una técnica cualitativa, que pretende comprender más que explicar, buscando maximizar el significado. Adopta el formato de estimulo/respuesta sin esperar la respuesta objetivamente verdadera, sino la subjetivamente sincera. Se obtiene frecuentemente respuestas emocionales pasando por alto la racionalidad.

El entrevistador formula preguntas sin esquema fijo de categoría de respuesta, controla el ritmo de la entrevista en función de las respuestas del entrevistado, explica el objetivo y motivación del estudio, altera con frecuencia el orden y la forma de las preguntas, añadiendo nuevas si es preciso, permite interrupciones, explica cuanto haga falta del sentido de las preguntas y con frecuencia improvisa el contendido y la forma de las preguntas.

El entrevistado recibe su propio conjunto de preguntas; el orden y formato puede diferir de uno a otro.

Las respuestas por definición, son sin categorías de respuestas preestablecidas. La codificación no utiliza números sino categorías.

Guía de la entrevista:

La guía de la entrevista deberá contener un conjunto de preguntas o temas divididos en secciones, que se pretenden tratar en el discurso de la entrevista con el informante; su finalidad es la de asegurar que los temas clave se exploren. No es un protocolo estructurado, ni un cuestionario cerrado.

Preguntas:

-¿Qué recuerda usted sobre dolencias/remedios caseros que se utilizan para curar enfermedades? Cítelos
- ¿En qué consisten? ¿Para que se utilizan?
- ¿Cómo los conoció?
- ¿Los práctica?
- ¿Tiene o ha tenido (o alguno de sus conocidos) alguna dolencia o enfermedad? Cítelas (desde los pies a la cabeza en la anatomía humana).
- Ante un problema de salud ¿acude a su centro sanitario?
- ¿Se automedica?
- ¿Que enfermedades recuerda que se hayan producido a nivel de todo el pueblo?
- ¿Sabe usted de algún curandero en el pueblo?
- ¿Conoce algún refrán sobre salud/enfermedad?

Registro de la entrevista:

La información de la entrevista debe ser registrada, bien tomando notas personalmente o de forma mecánica con una grabadora.
En esta investigación he utilizado la grabadora digital OLYMPUS ® WS-210S

Hoja de control:

HOJA DE CONTROL
Características de la entrevista
Número de entrevista Nº 0
Entrevistador José Vicente Carmona
Fecha de la entrevista  
Hora de inicio:
Hora de finalización:
 
Duración  
Lugar  
Características del informante
Nombre  
Edad  
Sexo  
Procedencia geográfica  
Domicilio/Residencia  
Ocupación  
Resumen

 

Notas de campo
Tabla 3. Hoja de control utilizada.

La transcripción de la entrevista debe de ir acompañada de una hoja de control o ficha de la entrevista.

 

Notas de campo

Las notas de campo proporcionan datos que después cuentan en el análisis de la información obtenida. Por tanto hay que tomar notas de todo; desde la primera comunicación con el entrevistador, conversación telefónica para concertar la entrevista, hasta la fase que podríamos definir “a micrófono cerrado”, es decir, cuando ya hemos terminado la entrevista y se lo hacemos ver al entrevistado, sin embargo, es posible que el entrevistado en ese momento nos facilite información relevante para la investigación. Las notas de campo incluyen descripciones de personas, acontecimientos y conversaciones, al igual que sentimientos e intuiciones del investigador.

 

La transcripción

La transcripción implica la transformación del lenguaje oral en una escritura codificada. Una vez transcrita hay que distinguir los diferentes contenidos; lo que se dice, la intención con que se dice, lo que se quiere decir, lo que no se dice, lo que se oculta, etc.

 

Análisis e interpretación de la entrevista

La entrevista se puede analizar de diferentes formas; dejando la transcripción literal, tal y como ha sido registrada, siendo el propio lector quién interpreta el contenido o haciendo previamente un esquema de lo que se desea conocer, tras la entrevista se adapta la información que nos interesa a ese esquema.

El análisis es el proceso de separar los elementos básicos de la información y examinarlos con el propósito de responder a las distintas cuestiones planteadas en la investigación; la interpretación es, en cambio, un proceso mental mediante el cual se trata de encontrar un significado más amplio de la información recabada (Fresquet Febrer 1994).

 

7. Resultados

De los entrevistados:

1) Edad:

Edad

 
Media

73,2

Mediana

70,0

Moda

69,0

Mínimo

65,0

Máximo

87,0

Cuenta

17,0

Tabla 4.

La edad media de los entrevistados es de 73,2 años. El entrevistado más joven tiene 65 años y el más mayor 87.

2) Distribución por sexos:

Sexo

fi

%

Hombres

9

52,9

Mujeres

8

47,1

n=

17

100,0

Tabla 5.

Gráfico 2. Distribución por sexo en porcentajes.

 3) Lugar de nacimiento: procedencia geográfica:

Procedencia geográfica

fi

%

Meliana

9

52,9

Foios

1

5,9

Cuenca

1

5,9

Badajoz

1

5,9

Almácera

1

5,9

Cáceres

1

5,9

Museros

1

5,9

Cádiz

1

5,9

Málaga

1

5,9

n=

17

100,0

Tabla 6.

 

Procedencia geográfica fi %
Meliana

9

52,9

Inmigrantes

8

47,1

n=

17

100,0

Tabla 7.

Gráfico 3. Procedencia geográfica.


Gráfico 4. Procedencia geográfica en porcentajes.

El 52,9 % de los entrevistados son naturales de Meliana, tal como cita alguno de ellos “hijos de Meliana”.

El 47,1 % de los entrevistados proceden de otras poblaciones y/o ciudades.

4) Años de residencia en Meliana:

Media de años de residencia

Media

43

Mediana

42

Moda

42

Mínimo

32

Máximo

61

Tabla 8.

 El 47,1 de los entrevistados no han nacido en Meliana pero tienen de media 43 años de residencia en el pueblo; 32 años lleva el entrevistado que menos tiempo ha vivido en Meliana, por tanto, cumplen las condiciones de la muestra.

 

De la entrevista

1) Número de entrevistas. El número de entrevistas en profundidad ha sido de 17.

2) Duración media de las entrevistas:

Duración media de las entrevistas

Media

34,1

Mediana

32,0

Moda

32,0

Mínimo

16,0

Máximo

58,0

Cuenta

17,0

Tabla 9.

 La duración media de las entrevistas ha sido de 34 minutos. La entrevista más corta ha durado 16 minutos y la de más duración 58 minutos.

 

Dolencias y remedios populares

Se han obtenido un total de 54 dolencias correspondientes a una muestra de 17 entrevistados, con una media de 3,1 dolencias por persona entrevistada.

Se han obtenido un total de 76 remedios populares y productos utilizados correspondientes a una muestra de 17 entrevistados, con una media de 4,5 remedios populares por persona entrevistada.

Dolencias y sus remedios populares:

Dolencia Remedio popular (uso terapéutico)
“Para algo, malo, malo” Serpientes de agua (culebras)
Dolor de tripa Darse la vuelta en la cama, boca abajo
Ruda
Aceite de ricino
Poleo
Herida en manos Orina propia
Chichón en cabeza Moneda presionando 5 ó 10 minutos
Dolor de muelas Enjuagues con coñac
Dolor de cabeza Malva
Patata
Dolor de garganta Níspero y limonero
Papel de estraza con aceite y petróleo
Manos resecas Molla de caracol
“Manos sucias” Ruda
Dolor de oídos Agua con sal
Leche de pecho materna
Arena de mar (calor)
Dolor menstrual Ruda
Digestión pesada Manzanilla
Lombrices intestinales Imperdible con unas gotas de aceite
Gancho del pelo
Fiebres “maltas” Víbora
Herida producida por un ciempiés Ciempiés
Orzuelo Maján
Llave metálica agujereada
Sortija de oro
Almorranas Raíz de zolla
Envenenamiento Aceite
Herida producida por una mosca “coquera” Pronunciar una oración
Verrugas Trozo de tocino colgado en el cuello
Sangrador
Lagartija dentro de una caña
Leche de higo verde
Garbanzo
Olivarda
Mal de ojo Lazo rojo
Poner la ropa interior al revés
Vestirse de blanco
Mangranaagria (borde)
Escapulario
Poco habladora (niña) Beber agua del parque de San Vicente
Fiebre de la tuberculosis (TBC) Culebras
Estreñimiento en niños Malva
Moraduras Aloe vera
Dolor corporal Aloe vera
Alcohol de romero
Aseo de la piel Rabo de gato y tomillo
Úlcera en la piel Rabo de gato y tomillo
Dolor de muelas Orina de toro
“Para muchas cosas” (sedar, desinfectar, curar, etc.) Malva
Flor de naranjo
Nerviosismo Hierbaluisa
Marcoleto
Manzanilla
Tila
Poleo
Hipertensión Flor de pino (la hoja)
Mordedura de víbora Ruda
“Calentura paludismo” Hiel de la tierra
Para hacer salir los dientes de leche Dentadura de erizo
Heridas en la piel “Cura mal”
Cáscara de trigo
Resfriado Arroz
Laurel
Tomillo
Llironer (almez)
“Cabacases”
Mostaza y harina de llinós
Eucalipto
Estreñimiento Aceite de ricino
Flemón de oído Leche de pecho materna
“Pigota” en niños Tortuga
“Truqueta” María Luisa
Herida infectada Aloe vera
Musoleten el ojo Llave metálica con agujero
Moradura Sanguijuela
Mucosidad en pulmón Eucalipto
Malestar Agua de carabaña
Quemadura Cebolla
Tensión alta Ortigas
Herida sangrante Tierra
Empacho Manzanilla
Garganta reseca Limón con bicarbonato
Para aliviar sufrimiento (en persona moribunda) Escapulario
Ladrillo
Fortalecer huesos Ajo
Limpieza de vesícula Aceite
Tabla 10.

 La tipología del sistema médico de la población de Meliana, descrito por los entrevistados es de tipo empírico/creencial.

 

Curanderos en Meliana

La curandera más nombrada es la llamada Carmen “la Cordobesa”. Aprendió el arte de curar a través de otro curandero. Venían gentes de todos los pueblos de alrededor e incluso de otras ciudades (se cita Castellón y Sagunto) para que les curasen de sus diferentes dolencias y/o enfermedades, pero no curaba a gente del mismo pueblo (Meliana); si te conocía no te quería curar. Al parecer tenía “el refrendo” de un médico de Meliana. También dicen que “tenía muy buenas palabras”. Decía que si no creías en ella, no te podía curar. Algunos entrevistados comentan que se hizo con mucho dinero y compró varios solares que hoy valen muchos millones.

El “Cura panches”. Hombre que curaba con las manos cuando había “una parada” digestiva. Tenía las manos muy grandes y te masajeaba todo el estómago.

Vicente “el Carpintero”. Vicente no se considera un curandero, pero si dice quitar las verrugas, tampoco hace propaganda. La gente va por mediación de otros; se va pasando la voz. Tiene una base de datos, en papel, de más de 200 personas (en tarjetas, con nombre, apellidos y número de verrugas que tenían). No cobra nada, pero si acepta obsequios.

 

Manantiales en Meliana

Plaza del Pozo: Se encuentra dentro de la población. Se puede observar una descripción que dice: “Es trobà este manantial el 24 de juliol de 1941″. Hay unos grifos, en concreto cuatro, por donde sale agua potable, aunque en la actualidad no mana agua (figura 20).

Manantial de la acequia “de Barrina”: Se llama así pues el manantial (figura 29) se encuentra en el campo de Barrina (familia de Meliana). Se encuentra en dirección norte. En la actualidad se encuentra seco y han construido una canal artificial a su lado.

Figura 29. Manantial de la acequia de Barrina.

Fonteta de Rullet: Se llama “de Rullet” ya que se encuentra dentro del campo del apodado “Rullo”. Se encuentra en dirección este, cerca del Barrio de Roca, está en plena huerta (figura 30). Todavía se puede observar como sale un caudal de agua importante.

Figura 30. Fonteta de Rullet.

Un cuarto manantial nombrado por algunos de los entrevistados era el denominado “Manantial del lavadero” pero hemos comprobado que el agua que salía para el lavadero provenía del manantial de la plaza del Pozo.

 

Problemas significativos de salud y enfermedad en Meliana: El “polvo de Nolla”

Las referencias “al polvo de Nolla” y su relación con la silicosis han sido constantes en la mayoría de las entrevistas. La silicosis fue un problema de salud que causó la muerte a más de 40 trabajadores de las fábricas de Nolla, tanto la situada dentro del pueblo como la del Barrio de Nolla a las afueras. Todavía viven personas con secuelas de la enfermedad. En aquel momento no se le dio la importancia que tenía como enfermedad profesional por un lado, por el desconocimiento sobre el qué producía la silicosis, y por otro -los que si conocían el agente causal- por miedo, a que denunciando a los que daban trabajo al pueblo pudiese repercutir a nivel general, sobretodo económico.

Se definen las neumoconiosis como la acumulación de polvo en los pulmones y la reacción tisular patológica ante su presencia (Consejo de Salud Pública, 2001). Las neumoconiosis se pueden clasificar en: silicosis, silicatosis (incluye la asbestosis), neumoconiosis de los trabajadores del carbón y otras neumoconiosis.

La silicosis constituye un modo de fibrosis pulmonar.

Existe riesgo de silicosis en:

-Abrasivos; chorro de arena, pulido, etc.
- Cementos.
- Cerámica, porcelana, loza. Carborundo y refractarios; trituración y pulido.
- Fundiciones; moldes.
- Industrias del vidrio.
- Minas, túneles, galerías y canteras.
- Pigmentos.
- Polvos de limpieza; polvos detergentes, etc.
- Trabajos en piedra; granito, pizarra, arenisca, etc.
- Otros; al ser el silicio el segundo elemento, en cantidad, en la composición de la corteza terrestre, después del oxigeno, la silicosis puede presentarse en las situaciones más insospechadas.

Mecanismo de acción. El depósito de polvo en los pulmones es el resultado de un complicado proceso de inhalación, depuración y retención. El pulmón posee una superficie alveolar de contacto con el ambiente de aproximadamente 70 m2; por lo tanto el aparato respiratorio constituye la mayor superficie de nuestro organismo en relación con el medio ambiente; vía respiratoria como fuente de enfermedad. La partículas de polvo (polvo inhalable) menores de 10 micrómetros pueden introducirse por la corriente aérea inspiratoria; la mayoría son depositadas en las vías respiratorias altas y son eliminadas por el transporte mucociliar, no pasa lo mismo con partículas de tamaño menores de 5 micrómetros. Estas alcanzan el alvéolo depositándose en su pared por fenómenos de difusión y sedimentación: son estas partículas las que van a producir la enfermedad. El poder patógeno de la sílice tiene relación con el tamaño de las partículas, la forma y la cantidad inhalada; las formas cristalinas de SiO2-principalmente de cuarzo- son las causantes de la enfermedad.

Formas clínicas de la silicosis.

1) Silicosis crónica. Aparece tras una exposición de varios años (con frecuencia más de 20 años).
2) Silicosis aguda. Evoluciona en un corto periodo de tiempo, después de una exposición intensa al sílice. Tiene mal pronóstico.
3) Silicosis acelerada. Intermedia entre la aguda y la crónica.

 

8. Conclusiones

-Los conocimientos de la medicina popular se trasmiten oralmente y están compuestos por elementos conceptuales, empíricos, simbólicos, mágicos y religiosos.

-Los componentes de la medicina popular no permanecen estáticos, no deben ser considerados como sistemas cerrados ya que continuamente incorporan elementos nuevos (influencias de otros sistemas médicos; también de la medicina científica) y abandonan otros; lo que se denomina el proceso de enculturación.

-Ha sido importante la enculturación a la que se ha visto sometida la población de Meliana; la inmigración ha sido un factor decisivo. La cultura de otros pueblos forma parte así, de la cultura actual de Meliana, como un proceso de “dinamismo cultural”.

-La medicina popular no es incompatible con otros tipos de prácticas médicas, ya que en muchos casos deben considerarse como complementarias.

-A priori pensábamos que, los lugares donde íbamos a obtener buenos entrevistados sería en sitios públicos; Hogar del Jubilado, Centro de Salud, etc., pero era en esos lugares donde la gente “se cerraba” más y mayoritariamente se negaban a realizar la entrevista aludiendo a que no sabían nada del tema. La mayoría de las personas consultadas han mostrado mucho interés por responder nuestras cuestiones, quedando a la espera de una nueva entrevista y de los resultados. Ha sido importante también la labor de los que podríamos definir como “porteros” (17) pues algunos entrevistados conocían a otras personas que sabía del tema y han aportado mucha información.

 

9. ANEXO. Transcripciones

HOJA DE CONTROL. ENTREVISTA Nº 1

HOJA DE CONTROL
Características de la entrevista
Número de entrevista Nº 1
Entrevistador José Vicente Carmona
Fecha de la entrevista 1ª
Fecha 2ª entrevista (cont.)
27 de diciembre de 2007
21 de enero de 2008
Hora de inicio:
Hora de finalización:
2ª entrevista (cont.)
19:25
20:00
16:00 a 16:23
Duración
Duración 2ª entrevista
35 minutos
23 minutos
Lugar Domicilio del entrevistado
Características del informante
Edad 69
Sexo Hombre
Procedencia geográfica Meliana (Valencia)
Ocupación Jubilado. Conserje de la empresa Merlin Gerin
Resumen
Se han obtenido:
10 dolencias
10 remedios populares.
Información sobre:
-El riego en Meliana.
-Un problema de salud. Epidemia de tifus (aproximadamente año 1940).
-Manantial de la acequia de “Barrina”.
-Pozo de Meliana.
Notas de campo
Salvador se ha mostrado muy predispuesto para la entrevista. Recuerda muchos remedios para diferentes dolencias, algunos de cuando era un niño, pero no sabe para que se utilizaban. Conforme ha transcurrido la entrevista ha ido recordando cada vez más. Pasaba del castellano al valenciano ya que algunas palabras no sabían como se pronunciaban. Se queda muy pensativo durante toda la entrevista.

Quedo para una segunda entrevista ya que, en la primera, fuera de la grabación mecánica le pregunté, dado que se dedica a la agricultura -tiene un pequeño campo de naranjas- si conocía el sistema de riego de Meliana, que funciona por acequias que vienen de la Acequia Real de Moncada, y eran datos que me interesaba conocer para mi marco teórico.

Tabla 11.

 Transcripción

1ªentrevista: 27 de diciembre de 2007

Me apodan “el Blayo” pues mi abuelo se llamaba “Blay”. Yo lo único que me acuerdo es que cogíamos serpientes para, no se, uno que estaba enfermo, cogíamos serpientes para medicinas, las matábamos y nos daban 5 pesetas cada una, creo que se las comían pero no se para que las utilizaban…eran serpientes de agua (culebras), a veces en vez de cogerlas nos atacaban ellas a nosotros (se ríe). Había una planta que era con pinchos, pero tierna, la gastaban para curar pero no recuerdo para qué… a veces te decían si te duele la tripa date la vuelta hacia abajo, en la cama. En la huerta los labradores se orinaban en las manos en lugar de utilizar alcohol, yo también lo hacía, me cortaba con las herramientas, con la “corbella” (la azada). Yo tengo varias señales en los dedos (me las enseña, pero no se ven muy bien); la gente ahora ya no lo hace pues gasta otras herramientas. Para los “chichones” me ponían una moneda en el chichón para que no se hinchara, durante 5 ó 10 minutos. Para el dolor de muelas la gente hacía enjuagues con coñac. Para el dolor de cabeza se utilizaba una planta llamada “malva”, una planta con hojas redondas, las gastaban para algo, pero no se bien para que… Es que claro (hace una pausa) es muy difícil acordarse de todo. He estado enfermo del corazón, de una válvula (dice la más importante, la válvula aórtica), también he tenido ganglios en la garganta. Tuve una “orquidermitis”, estuve varios días en la Fe, un testículo, “ese” lo he perdido pues lo tuve muy hinchado de joven… Se hinchó, y de tanta medicina se quedó vacío. Ahora lo tengo más pequeño… eso si que no se me olvida a mi (asiente con la cabeza). He tenido cólicos también (se queda pensativo durante unos segundos)… Mi mujer se acordará de más cosas.

Cuando tengo un problema voy al médico, ahora he tenido un virus “que corre”… No me automedico, voy al medico pero tengo medicación guardada hasta que caduca. Ah (sonríe), también tengo la gota, me duele el dedo gordo del pie. También tomo para la tensión. Aquélla (su mujer) (hace referencia a su mujer como “aquella” ya que se encuentra en otra habitación contigua) no ha tenido la gripe, ha sido un virus… Tengo medicación de la gota (retoma el tema anterior). También toma medicación para la tensión. Yo solo tomo la medicación que me dice el médico. Aquélla me dice tómate esto, tómate lo otro… pero yo, si no me lo dice el médico no me lo tomo. Lo que hacían también era hervir las hojas del níspero, pero no sé para qué… Hervían algo… y de limonero. Para la garganta el limón lo hervían, todo el limón, cortado a trozos… pero no hervido sino torrat(torrado) a la plancha y te lo ponían en la garganta unos trozos con un pañuelo, si eso recuerdo para el dolor de garganta, si (asiente). En la espalda a veces también te ponían algo, algo caliente para el dolor de riñón. El segó del formen (la cáscara del trigo) la hacían para algo… (duda) pero no recuerdo para qué (vuelve a dudar) (se queda pensativo 20 segundos). Vuelve a comentar lo de la serpiente, -dice- era para algo malo, malo. Nosotros se las llevábamos a un señor de la huerta, que le había dicho el médico que comiese eso, era para comer. Se lo había ordenado el médico, no era la sangre sino la carne, ya que nosotros se la llevábamos muerta, eran como anguilas… Habíamos 5 ó 6 chiquillos que íbamos a cogerlas. Estaban en los rosales tomando el sol y con una caña verde las matábamos. En Meliana hubo tifus, una epidemia, cuando yo era pequeño, en el año 40 o por ahí, por mala administración y mucha suciedad… Antes había mucha hambre. Ahora recuerdo más cosas. La “molla de caracol” se utilizaba para suavizar las manos. También había una planta que servía para lavarse las manos, estaba en las acequias, te frotabas las hojas (que eran carnosas) en las manos y era como jabón, pero ya ha desaparecido, creo que se llamaba ruda. Al frotártelas hacía bromera (espuma). También recuerdo haber oído que la patata se utilizaba para el dolor de cabeza, pero no cómo se empleaba.

2ªentrevista: 21 de enero de 2008

En Meliana hay tres acequias: el bras (brazo) de “Butifarra”, el de la “Plaça” (Plaza) y el de “Chincholers”. Primero echan agua al término de Foios y después a Meliana; el agua entra en primer lugar por la acequia de Butifarra, después por la de la Plaza y finalmente a la de Chincholers. En invierno solo sueltan agua una vez a la semana pero en verano dos veces. Tras Foios en Meliana sueltan el agua a las 6 ó 7 de la mañana, pero llega por la noche; la acequia va al máximo y hace mucho ruido. Dicen muchos vecinos que viven cerca de las acequias que les molesta. También pasa que como llega por la noche la mayoría del agua se pierde (por la acequia de Chincholers)… Hasta que el agua no llega al mar no la paran. El guarda de las acequias (que le paga la acequia de Moncada, me comenta) es el que controla el agua. El agua llega finalmente hasta el barrio de Roca.

Yo pago unas 2000 pesetas al año (me lo dice en pesetas) de arrendamiento por el agua, el precio va en proporción a les fanecaes que cada uno tiene, yo tengo una fanecà y un cuartó (una fanega corresponde a unos 816 m2)…

Había un manantial en la acequia de Barina (Casa Barina, añade)… salía agua debajo de una losa, al lado de la acequia, en “el charco” en el término de Meliana, cerca de una higuera.

El pozo de la plaza del Pozo no es un manantial sino un pozo a motor; allí la gente lavaba la ropa y cogía agua.

La patata (me dice: que te comenté el otro día) se cortaba en rodajas y se colocaba en las zonas donde había dolor, como el dolor de cabeza. El frescor de la patata quitaba el dolor.

 

HOJA DE CONTROL. ENTREVISTA Nº 2

HOJA DE CONTROL
Características de la entrevista
Número de entrevista Nº 2
Entrevistador José Vicente Carmona
Fecha de la entrevista 1ª
Fecha 2ª entrevista (cont.)
28 de diciembre de 2007
22 de enero de 2008
Hora de inicio:
Hora de finalización:
2ª entrevista (cont.)
20:00
20:40
17:10 a 17:26
Duración
Duración 2ª entrevista
40 minutos
11 minutos
Lugar Domicilio del entrevistado
Características del informante
Edad 67
Sexo Mujer
Procedencia geográfica Foios (Valencia). Vive en Meliana desde los 6 años
Domicilio/Residencia Meliana
Resumen
Se ha obtenido:
5 dolencias
5 remedios populares.
Información sobre:
-Un problema de salud. “El polvo de Meliana”.
-Una curandera.
Notas de campo
Josefa me comenta muy detalladamente el problema de salud de oídos y sobretodo el de su padre, muerto a los 35 años por “silicosis” causada por inspirar polvo de porcelana en su trabajo de la fábrica de Nolla, ella lo define como “el polvo de Nolla”. No recuerda muchos remedios caseros, se queda pensativa continuamente. Durante toda la entrevista se muestra muy emotiva, sobretodo al recordar tiempos pasados.

Quedo para una segunda entrevista ya que Josefa me ha llamado y me ha dicho que recuerda más cosas sobre lo que le pregunté.

Tabla 12.

Transcripción

1ªentrevista: 28 de diciembre de 2007

Nos apodan els Beatos (los beatos) pues mi abuela que vivía en Valencia muy cerca de la catedral cedió unos terrenos en Foios a la Iglesia. Para los oídos, para el dolor de oídos se utilizaba agua con sal, hervida y con una perita se dejaba el agua templar y se colocaba en el dolor de oídos. Para los flemones también se colocaba “leche de pecho”, unas gotas de una mujer que estuviese dando el pecho. En aquellos tiempos no había muchos medicamentos… (se queda pensativa durante 20 segundos). Yo tuve bronquitis infantil y no había remedios. Para el dolor de estomago, para el malestar se tomaban ruda, una planta que había en la huerta y en el monte. Las mujeres la tomábamos para el dolor menstrual…es una hierba, pero crece en el monte principalmente, es una planta que tiene unos gusanos blancos. La planta la hervías, la colabas con un colador y le ponías un poco de azúcar. Yo la tomaba para la menstruación. A los seis años me operaron de la garganta, y tuve bronquitis infantil. En aquellos tiempos no había muchos medicamentos. Me llevaban al medico de cabecera… Le dijeron a mi madre que se hiciese la idea de que “me iba” . Me hicieron una foto para tener un recuerdo mío, ya que la bronquitis no tenía solución, pero la pasé. Tuve flemones en los dos oídos… En el derecho, como no había medicamentos, mi madre me ponía el agua con sal, unas gotas, con una perita para calmar el dolor, para ver si se reventaba el flemón, y de tanta agua… pues ahora dicen que el agua es mala para los oídos. En aquellos tiempos no se pensaba en eso. A consecuencia de eso tuve derrame en el oído derecho y a los 12 años me tuvieron que intervenir, una “trepanación de oído”, quitar todas las piezas del oído y volverlas a colocar. Me lo hicieron en Valencia en la Clínica José Antonio, al otro lado del río… Entraba en la seguridad social, estuve ocho días preparada con los oídos tapados. Como no había entonces lo que hay ahora, no había anestesia, te ponía un líquido en la boca y en la nariz un pedazo de algodón y luego se ponía esa botella encima que tenía un olor horrible y no me dormía, me costo mucho dormirme… En la operación estando operándome noté un pinchazo (piensa). Me desperté a las 48 horas.

Mi madre se llevó a mi padre a morir a casa, pues tenía ya pulmonía, que la cogió en el hospital tras operarlo del intestino. En la sala, abrieron las ventanas y el aire de la corriente le provocó la pulmonía. Falleció en el año 1950. Sobre el año 1948 salió la penicilina, pero como no entraba en el seguro, tenía que ser pagando y mi padre y mi madre no tenían dinero para comprarlo. Mi padre trabajaba en la empresa de Nolla y murió por la fábrica de mosaico de Nolla, murió de silicosis por falta de penicilina, por culpa del polvo; pero de haber tenido la penicilina, se hubiese salvado. Tampoco tenía apoyo de la familia… Tras la autopsia… estuvo dos días en el cementerio para hacerle la autopsia, para ver si era de esa enfermedad que le había ocasionado la fábrica, ya que de no ser así no cobraría la paga…Mi padre se llamaba Ismael Rodrigo Gracià… La seguridad social vinieron, le hicieron la autopsia y tenía una piedra en el corazón, como una aceituna, del polvo de porcelana, en el pulmón no, en el corazón. Se demostró que la muerte la había ocasionado el trabajar en esa empresa. Mi madre pudo cobrar tras dos años y tras juicios. Cobró todos los atrasos de accidente y de la enfermedad que tenía… unas 4.000 pesetas en total. En 1939-1940 se acabó la guerra y es cuando mi padre se puso a trabajar, pero fueron pocos años de cotización y mi madre cobró muy poco. Mi padre murió en el año 1950. También he tenido migrañas. Me tomaba medicación del médico. Tengo depresión y tomo “dormador” para dormir, hace ya muchos años. Todo esto me viene de que he visto mucho. Mis hermanos peleándose por la herencia… Por culpa de eso mi padre no pudo comprarse la medicación, pues hay otros que sí la compraron y viven. Del corazón estuve 15 años en tratamiento, tuve un dolor en el pecho, en la parte izquierda y en la espalda. Fui al médico de cabecera y después al hospital. Me pincharon para calmar el dolor, me hicieron unas radiografías… me dijeron que tenía que ingresar, pues en las cosas que le hemos hecho no sale nada claro. Tras 15 años me dijeron que no era nada del corazón, me enviaron al traumatólogo y me dijeron que era inflamación de las costillas, que me tomara antiinflamatorios y que dentro de un año volviese. Después tuve una hernia. Dos meses con dolor y reposo en casa hasta que fui al hospital y me operaron. Me hicieron muchas pruebas, un TAC, con unas agujas muy largas pinchándome…y me diagnosticaron de hernia lumbar. El medico me dijo que era grande la hernia, pero que saldría bien. También tenía molestias en los hombros. Volví al médico, pero como no había resonancia en el hospital Clínico me enviaron al hospital La Fe y me diagnosticaron tres hernias cervicales, pero me recomendaron que no me operase pues era mal sitio junto con la artrosis que tenía y que de operarme podría quedarme en una silla de ruedas. Tuve que firmar el “no operarme”. Debía cuidarme, no coger pesos….También tuve molestias en el estómago, que no me sentaban bien las comidas; tenía ganas de tirar pero no tiraba. Me enviaron al médico del intestino, me hicieron unas radiografías tras tomarme un líquido blanco. Me dijeron que tenía “reflejo de úlcera”, me dieron un papel de lo que podía tomar y lo que no, y que tras las comidas hiciese reposo; también me dieron unos pastillas para poder tirar los aires. También debía ir cada dos meses de revisión, pero tras dos años de decirme lo mismo me lo dejé, dejé de ir. Yo cuando tengo un problema de salud siempre voy al médico, no me automedico nunca. Alguna vez me he tomado una aspirina para el dolor de cabeza. Recuerdo que recién casados hubo una gripe en Mediana que la cogían todas las familias, sobre el año 1965-66. También he tomado poleo o manzanilla, pero la compraba en la farmacia aunque en el monte había mucha manzanilla, cuando te sentaba mal alguna comida.

2ªentrevista: 22 de enero de 2008

Para lavar el pelo se utilizaba jabón de lavar la ropa (en pastilla), se aclaraba y se echaba vinagre. Así quedaba muy suave y el pelo no se caía.

Una “pinta” (un batidor largo cuadrado, dice) era para recoger los piojos (insiste en que se llamaba “pinta”) era como un peine pequeño pero con púas muy estrechas; se ponía unas gotas de aceite de oliva y se pasaba por el pelo. Después se miraba si habían “llémenas” (liendres) que eran las crías de los piojos.

Para quitar las lombrices anales (ella dice “del forigol“), se utilizaba un imperdible por la parte redonda, se introducía y se sacaba … Antes se ponía unas gotas de aceite. También con un gancho del pelo lo he visto hacer yo…

Conocía una curandera que la visitábamos, pero no recuerdo su nombre… Le contabas lo que te pasaba y le dabas “la voluntad”.

 

HOJA DE CONTROL. ENTREVISTA Nº 6

HOJA DE CONTROL
Características de la entrevista
Número de entrevista Nº 6
Entrevistador José Vicente Carmona
Fecha de la entrevista 20 de enero de 2008
Hora de inicio:
Hora de finalización:
16:05
16:47
Duración 42 minutos
Lugar Domicilio del entrevistado
Características del informante
Edad 69 años
Sexo Mujer
Procedencia geográfica Meliana (Valencia)
Ocupación Jubilada. En el campo.
Resumen
Se ha obtenido:
11 dolencias
11 remedios populares.
Información sobre:
-Un manantial y un pozo de agua.
-Una curandera.
-Tres términos del vocabulario popular.
-Señales (estigmas) por deseos no cumplidos durante el embarazo.
Notas de campo
Carmen es viuda y hace una semana falleció su hija de 49 años. Llevaba cuidándola 20 años en su casa desde que le diagnosticaron esclerosis múltiple (EM). Se encuentra algo abatida, pero reconoce que ha peleado por su hija toda al vida, ya que su hija ha sido una excepción pues la expectativa de vida de la EM no es largo. Los cuidados que ha realizado a su hija durante todos estos años han contribuido en alargar la vida a su hija.
Tabla 13.

 Transcripción

Entrevista: 20 de enero de 2008

Recuerdo que se cogían culebras en Meliana para curar la fiebre que producía la tuberculosis. Cuando una persona estaba mal de los pulmones se decía que tenía “mala seguida”, que ahora es como tener “encharcados los pulmones” o neumonía. La hermana de mi marido murió de eso… Tiraba sangre por la boca. Antes no había medicina, bueno si, había penicilina pero no tenían dinero para comprarla, pues no entraba en el seguro.

La leche del higo verde quita las verrugas (me enseña en la frente una cicatriz que dice que se ha curado frotándose unos días con leche de un higo verde).

Antes había ratas en los tejados, pero no de acequia sino que eran ratas que se criaban y comían lo que había dentro del almacén (donde había cacao y chufas). Se pelaban, las cocinábamos (las freíamos me comenta riéndose) y nos las comíamos (me comenta que las cazaba el tío Sord (18), que era el hermano de su madre). Estaban muy gustosas, mejor que la carne de conejo, me gustaba más. Ahora no, pues van por las acequias. También cogíamos ranas y las pelábamos y las hacíamos en salsa, estaban muy buenas.

En el camino de Foios había un manantial, en el Charco (es una zona de la huerta donde confluye el camino que va a Albuixec, el que va a Foios, el de Meliana y el que se dirige a Roca que pertenece también a Meliana. Se denomina el Charco pues cuando llovía se creaba un charco enorme, casi una especie de lago. En este momento hay una rotonda, ya que el camino está asfaltado, pero hace pocos años era de tierra. El Charco pertenece al término de Foios). El agua salía de las piedras, no se sabía de donde pero no era de la acequia. Allí íbamos a beber agua ya que había un campo próximo de mi tío. En la plaza del Pozo también salía agua pero no era un manantial sino un pozo, que funcionaba con un motor. También íbamos a coger agua. En la plaza de Pozo hay una “torreta” arriba del horno donde vivían unos maestros; se la hicieron ellos.

En Meliana hay una curandera, “la Carmen”. Vienen de todos los pueblos, hasta de Castellón. Yo no he ido nunca, pero a veces ella me ha dicho de ir, tengo amistad con ella pero nunca he ido.

Toda la familia de mi madre y de mi padre han muerto del “azúcar”. Se les ha hecho llagas…Yo también tengo azúcar. Solo tengo un riñón.

Para suavizar las manos se utilizaba carne (o molla) del caracol. Yo ahora tengo una crema para la cara que está hecha de caracol (se ríe).

La malva se utilizaba para los niños pequeños cuando tenían estreñimiento, con un poco de aceite.

Lo que pincha es eso que se pone en las “moraduras”, y que ponía a mi hija en las úlceras y en las moraduras, cactus de aloe vera. Se pela y se pone directamente en la moradura, en rodajas. Va muy bien también para el dolor. En casa tengo una maceta de aloe.

Con rabo de gato y tomillo lavaba a mi hija. Lo hervía todo y con el agua que obtenía la lavaba. Iba muy bien para las llagas (úlceras). Con jabón de Lagarto también la lavaba.

La orina de toro es buena para el dolor de muelas (se ríe). A mi madre le caían todos los dientes, y se le quedaban solo las raíces. Un día le dijeron: cuando mee el toro coge la orina y “glopecha” (enjuágate). Después lo tiraba. Se le pudrieron todos los que le quedaban y se le fue el dolor. De toro, de vaca no. Era bueno para la infección y para el dolor de muelas.

Para el dolor de oídos, la leche de mama era muy buena. Yo he dado de mamar a todos mis hijos. Pues, después de dar de mamar a mis hijos, cogías con un dedal (de coser) unas gotas de leche, pero del final, así estaba más caliente y te las ponías en los oídos. Iba muy bien, yo tenía mucho dolor de oídos.

Para los flemones de las mamas fui a una curandera, a una “operatista”, pero de Valencia.

Sobre el mal de ojo, yo te diré… tu vas por la calle, un chico mira a un chico, o una chica a un chico, da igual… y al levantarte por la mañana te aparece un orzuelo, un musol. Mis hijos han tenido, de pequeños. Se coge una llave de esas que está agujereadas, de un ropero y se pasa la llave dos o tres veces; al día siguiente, otra vez; y se te hace un poco de pus. Eso se dice que es una persona “que te ha pegado una mala mirada”.

Igual que eso que estás en estado, eso es verdad. Cuando estaba embarazada de mi hija Mari Carmen, fui a comprar a la carnicería y vi carne de cerdo que me gusto (lleu, lo que está cerca del corazón y que está más blando). Yo me encapriché, pero había una señora delante mía en el turno y lo compró antes, y cuando nació Mari Carmen llevaba la marca del lleu en la espalda. A mi nieto Ricardo le pasó igual; tiene una marca con una figura de cereza. Dicen que eso es mentira, pero es verdad. El médico me dijo eso es porque por lo visto ha tenido un capricho que no ha cumplido. Yo pensaba con lo bueno que me hubiese salido el lleu con patatas. Si te compras otro trozo no se soluciona. Mi madre tenía una marca de un higo pero en la pierna, pues un día su madre cogiendo higos se encaprichó de uno pero no se lo comió. Lo mejor es si vas a comprar una cosa es no mirar el género, por si me encapricho y lo pide antes otra persona que tiene turno por delante.

 

HOJA DE CONTROL. ENTREVISTA Nº 7

HOJA DE CONTROL
Características de la entrevista
Número de entrevista Nº 7
Entrevistador José Vicente Carmona Simarro
Fecha de la entrevista 26 de enero de 2008
Hora de inicio:
Hora de finalización:
20:05
20:48
Duración 43 minutos
Lugar Domicilio del entrevistado
Características del informante
Edad 85 años
Sexo Hombre
Procedencia geográfica Badajoz. Lleva 40 años en Meliana
Ocupación Jubilado. En el campo, taxista y taxidermista
Resumen
Se ha obtenido:
6 dolencias
6 remedios populares.
Información sobre:
-Un manantial.
Notas de campo
Gabriel me recibe en su casa, en una planta baja que utiliza como garaje y trastero. Está sentado junto a la calle -nos separa una mampara de cristal y una puerta- la mayoría de las personas que pasan le saludan. A pesar de estar sentado lleva en la mano un pequeño bastón. Me siento junto a él y empezamos la entrevista.

Durante el transcurso nos interrumpen en tres ocasiones, dado el lugar en donde nos encontramos; entran preguntando por su mujer o por él mismo.

A pesar de no tener estudios, ha dedicado parte de su vida a la taxidermia.
“La hierbaluisa, el olor ya te pone bueno.”
“Las plantas medicinales, no siendo venenosas, son todas buenas.”
(Gabriel González Torres)

Tabla 14.

 Transcripción

Entrevista: 26 de enero de 2008

Llevo la mitad de mi vida en Meliana. He trabajado en el campo, después de taxista y finalmente me he dedicado a “disecador de animales” -embalsamador, dice-. Hacía unos 500 ejemplares por año: cabezas de toro, de jabalí ,de venados, perdices… Me los traían, pero ahora ya no tengo fuerza para nada. El último que le he hecho a Ricardo Chiscar que tiene en Almàcera la fábrica de Dacsa, en su cortijo le tengo hecho un museo, no es cazador pero tenía capricho conmigo de que yo le hiciera cosas. También he hecho gatos salvajes-gato montés, añade-, ardillas, ginetas.

Antes cuando estabas en el campo y te hacías una herida, te meabas en ella y el orín desinfectaba y curaba la herida. La orina tiene urea y ácido bórico. Ese tipo de medicamento en “plan de química” cura.

El bórax es un desinfectante extraordinario y un preservativo extraordinario. Es lo que yo le he puesto a las pieles de los animales para conservarlas, es un polvo que se disuelve.

Yo utilizaba el ácido fénico para que no se endureciera la piel de los animales -Gabriel me comenta que el taxidermista solo trabaja la piel; taxi de arreglar y dermis de piel-, Cuando haces la piel y le das un poco de ácido bórico, la piel no llega a endurecerse nunca

La valeriana es la madre de la madre. La malva es muy buena, se utiliza para muchas cosas: en el organismo es un sedante, es un desinfectante y además es curativa; se cuece la malva se coge un paño calentito, lo mojas en el agua y se ponen emplastos o cataplasmas de malva. La salvia es otra planta extraordinaria. La melisa…

Por aquí por Meliana solo hay malva, la valeriana no se cría. Yo he intentado sembrarla, ha nacido, pero se me va. La melisa, si.

La hierbaluisa, el olor ya te pone bueno, también es un sedante, para el nerviosismo. Es extraordinaria. También está el rabo de gato, es una ramita que llevan varios redondeles como rabitos de gato. Pero por aquí en Meliana no hay, hay que irse más al monte.

El tomillo y el romero también son muy buenos. De tomillos hay de mucha clases.

También está la flor del pino -no la hoja, me aclara-.La flor del olivo que va muy bien para bajar la tensión.

La flor del naranjo, esa ya se pasa de buena, para cuarenta mil cosas.

Las plantas medicinales, no siendo las venenosas, son todas buenas. Ahora, las amargosas, son las mejores y las más fuertes.

Hay plantas que también hay que tener cuidado con ellas. La ruda es muy buena, es una de las plantas que huele más mal en el mundo. Si te pica una víbora tu te pones ruda machacada y el veneno que tiene la víbora lo quita. Ha salvado a muchos animales-cabras-, pero aquí no hay nada de eso, solo alguna culebra.

Yo no creo en los curanderos, lo que pasa que a veces ante un problema, por ejemplo una luxación, te la pueden poner en su sitio, sin saber lo que hacen.

Hay ciertas cosas que ya son más venenosas, el alicante por ejemplo, como le llamamos nosotros, es una culebra que algunos miden más de un metro; es un animal muy casero, siempre suele estar donde hay habitantes, donde hay personas y casas, en los pueblos. “Si la víbora oyera -que no oye- y el alicante viera -que no ve-, no habría hombre que al campo saliera”, es un refrán muy antiguo.

En el barranco que hay entre Almàcera y Meliana, hay un manantial, pues el agua sale de abajo; es El Carraixet. Lo que no sé es si pertenece a Meliana.

 

HOJA DE CONTROL. ENTREVISTA Nº 11

HOJA DE CONTROL
Características de la entrevista
Número de entrevista Nº 11
Entrevistador José Vicente Carmona Simarro
Fecha de la entrevista 15 de febrero de 2008
Hora de inicio:
Hora de finalización:
11:45
12:16
Duración 31 minutos
Lugar Negocio del entrevistado. Carpintería
Características del informante
Edad 81 años
Sexo Hombre
Procedencia geográfica Meliana, “hijo de Meliana”
Ocupación Agricultor. Carpintero. Jubilado
Resumen
Se ha obtenido:
2 dolencias
5 remedios populares.
Información sobre:
-Dos curanderos.
-El “polvo de Nolla”.
Notas de campo
A priori desconocía que Vicente se dedicase a “curar verrugas”, ha sido una sorpresa para mí. Vicente se sienta en un taburete de la carpintería, posiblemente hecho por el, pero se levanta frecuentemente para enseñarme papeles sobre las personas a las que ha tratado las verrugas. Está convencido de que con su remedio cura las verrugas.

“Para las verrugas hay una planta que es un secreto, pero si te lo digo a ti, deja de ser un secreto.”
“Si no se te van, nada, y si se te van tampoco.”
“¿Aquí quitan las verrugas? De aquí a un mes y medio o dos meses, ven y me lo preguntas.”
“Estaban cansados de ir al médico…”

Tabla 15.

 Transcripción

Entrevista: 15 de febrero de 2008

Para un resfriado ponían una cataplasma, con arroz. Lo ponían en el pecho, muy caliente y eso quitaba al catarro; lo ponían con una bayeta o un trapo.

Los vahos: ponen un cazo de agua caliente hirviendo y se cubren la cabeza y se crea vapor de agua. Ponen llironer; es una hoja de un árbol determinado (almez). En Meliana hay algunos, hay varios pero no son los originales. Los originales están en Serra, en la Fuente del Perro, detrás de Portaceli. También en la Fuente del Oro. El laurel y el tomillo también se ponían, pero con el llironer era suficiente. Eso cura los resfriados, es muy eficaz.

Para las verrugas hay una planta que es un secreto, pero si te lo digo a ti deja de ser un secreto. Yo tengo más de 200 personas que han venido aquí para que les quite las verrugas (me quedo algo perplejo ya que, a priori, no sabía que Vicente se dedicase a curar verrugas) y se les habrán ido pues ya no las tienen (me enseña numerosas tarjetas con el nombre y apellidos de las personas y el número de verrugas que tenían). Me tienen que decir el nombre y el número de verrugas que tienen. Pero no cobraba nada, pero sí que me regalaban cosas: una botella de vino, un par de calcetines, etc. Les decía: “si no se te van, nada y si se te van tampoco”. A muchos de ellos se les habrán ido. Aquí venían y me consultaban: ¿aquí quitan las verrugas? Y les decía de aquí a un mes y medio o dos meses ven y me lo preguntas. No venía nadie a decirme nada, pues es porque se las quitaba. Estaban cansados de ir al médico. Como no es una enfermedad grave no se preocupan.

La planta se llama… (finalmente y sin persuadirle, me dice como se llama la planta) no existe ya mucha de esta planta, se llama olivarda. Está en el monte, pero hay que irse al interior para cogerla, a 30 ó 40 km de aquí. (También se utiliza para el adobo de aceitunas-añade su hijo- que está presente y muy atento en toda la entrevista.) Se entierra, en un jardín por ejemplo, y conforme va desapareciendo, se pudre, y desaparece la verruga.

No tiene que tener contacto con la persona. Yo enterraba la olivarda. Sí funciona y da resultado. La gente se entera y eso se transmite como la pólvora.

Yo he estado en contacto con el campo, nací en el campo, he trabajado en el campo, después me puse la carpintería.

Yo no me considero un curandero, no he hecho ninguna propaganda, no se lo he dicho a nadie. Unos se lo han trasmitido a otros. Yo no he dicho a nadie: ¿tienes una verruga?, ¿quieres que te la quite? El que ha venido aquí ha sido por mediación de otros, de unos a otros. La gente del pueblo se va pasando la voz. Han dicho: Vicente el carpintero quita verrugas. Y vienen aquí. Los carpinteros tienen una virtud de unos se trasmite a otros. En otros tiempos los carpinteros también trataban enfermedades (eso lo desconocía yo).

La Carmen es una curandera que había, pero no hacía nada. Solo cobraba y ha hecho una fortuna. Es una mujer que tiene muy buenas palabras, a base de estampitas y agua bendita… Esa curandera, cuando vino aquí a Meliana, el primer contacto que tuvo fue conmigo. Le llamaban “Carmen la Cordobesa”. No hace nada. La gente que va allí no está enferma, es cuestión de la mentalidad.

Sobre “el polvo de Nolla”… yo trabajé en la fábrica de Nolla once años, en la fábrica que estaba dentro de Meliana. Esa gente estaba en el molino y como antes no había caretas ni nada, ni había ventiladores, eso se cristalizaba en los pulmones -el sílice-. Morían de silicosis.

Su hijo me comenta:

Meliana fue pionera en la cerámica tradicional, en la revolución industrial, a finales del siglo XIX, junto a Manises. Miquel Nolla trajo aquí la primera industria y Meliana fue reconocida internacionalmente, porque los azulejos del Kremlin de Moscú, de la Plaza Roja, son de mosaico de Nolla. Fue internacional. Ha llegado a exportarse a países nuevos: Australia, Estados Unidos, etc. La revolución industrial que nació en Inglaterra llegó a España… Hubo un paso de la población dedicada a la actividad agrícola a tareas industriales, y eso gracias a Nolla.

 


 

Notas

1. En la etnografía, que está basada en el trabajo de campo, se recogen datos que después se organizan, describen, analizan e interpretan. En antropología encontramos etnografía muy interesantes que dan muestra del trabajo de campo (Barley1989; Evans-Pritchard 1992; Radcliffe-Brown 1992). Malinowski utiliza en el trabajo de campo, como método de investigación social, la observación participante (Malinowski 1972). Otras referencias a la etnografía (Velasco y Díaz de Rada 2003).

2. La etnología, basada en la comparación transcultural, analiza, interpreta y compara los resultados de la etnografía, llegando a generalizaciones sobre la sociedad y la cultura.

3. En la bibliografía seleccionada encontramos multitud de definiciones sobre la cultura, ya que ha sido tema de debate a través de la historia en diferentes disciplinas (Llinares 2002). Tylor fue el primero en usar esta voz en sentido antropológico; la definió como ese “todo complejo que integra saber, creencia, arte, moral, ley, costumbre y cualquier otra capacidad y hábito adquiridos por el humano como miembro de la sociedad”.

4. La enculturaciónes el proceso social por el que se aprende y se trasmite la cultura a través de generaciones.

5. Wolister´s New World Enciclopedia, 1993: 937.

6. La diferencia entre enfermedad y dolencia radica en el punto de vista en el que se investiga el objeto de estudio. La enfermedad es una amenaza para la salud, identificada desde la ciencia o desde un punto de vista étic, causada por una bacteria, virus hongo, parásito u otro elemento patógeno. La docencia, en cambio, es una condición de la mala salud sentida por el individuo. La distinción entre el concepto de las representaciones culturales desde el punto de vista de la cultura se denomina émic, y del ajeno que lo observa étic. Estos términos fueron acuñados por Kenneth Pike en 1954.

7. También definido como pluralismo médico.

8. Tras la revisión de la bibliografía seleccionada se ha observado que términos como antropología médica, antropología de la salud y la enfermedad, y etnomedicina, se utilizan frecuentemente como sinónimos. El término antropología médica no deja de ser reduccionista sobre todo en los casos en que se utiliza para describir la acción y todo lo que envuelve a la actuación médica. Desde un punto de vista antropológico; un término que englobase a otras disciplinas de la salud y la enfermedad, seria antropología sanitaria, quizás con un enfoque más global y multidisciplinar (nota del autor).

9. Relacionada con la dinámica agroexportadora.

10. La fábrica de mosaicos de Nolla fue la primera establecida en España. Fundada por don Miguel Nolla i Bruxet, y emplazada en la antigua alquería de los frailes. Está situada a 500 metros de la población y ocupa una superficie de 19.000 m2.

11. Acequia Real de Moncada. Es la acequia principal de las que riega del Turia, toma el agua del azud situado en Paterna, siendo el primero de todos los que alimentan las acequias que riegan la huerta de Valencia. Tiene una longitud de 32,8 kilómetros hasta su desembocadura en el barranco del Arif entre Puzol y Sagunto. Riega una superficie de 6.343 ha. Cruza el barranco del Carraixet por medio de un sifón, situado en el vértice de los términos municipales de Foios, Alfara y Vinalesa. La Real Acequia de Moncada es uno de los sistemas hidráulicos más antiguos de las tierras valencianas. Sus orígenes se encuentran en la valencia musulmana, lo cual implica que tiene una historia de más de ochocientos años, aunque no se sabe exactamente la fecha en que fue construida ni en qué condiciones. Se ha hablado de los tiempos del Califato de Córdoba, o de la época del despegue de la ciudad de Valencia, en la llamada época de los reinos de Taifas en el siglo XI.

12. Las acequias “De la Plaça”, “Xinxoles” y “Butifarra” deben su nombre: “De la Plaça” pues el agua bajaba desde la plaza a regar los campos de la Garrigosa; de “Xinxoles” pues había a la salida de la acequia un campo de Xinxols ; y de “Butifarra” pues pasaba por el capo del Butifarra, apodo de una familia de Meliana (Fuente: Salvador Ferrer Marco).

13. El polígono industrial La Closa ha permitido a pequeñas y medianas empresas asentarse en Meliana y favorecer su crecimiento económico.

14. También denominada MAC.

15. También denominada FIMEL.

16. Referencias en Espai Jove. Taller de Periodismo. Meliana, nº1, año II, octubre 1991.

17. En investigación cualitativa se definen los porteroscomo aquellas personas que te facilitan el acceso a escenarios privados.

18. Al “tío Sord” le llamaban así pues estaba sordo. Se llamaba José Marco Fenollosa. No era un “Blayo” -apodo que tenían todos los que descendían de Blay”-, sino un “Marco”. Era colombaire, era muy aficionado als coloms, a los palomos. Murió, creo, hace más de 30 años. Trabajaba en el campo de llaurador (labrador) y de fuster (carpintero); hacía cajas de cartón para embalar cebollas. Vivía en casa de mi abuela, en la huerta, donde vive ahora mi hermano Pepe; era fadrí (soltero). Más tarde, aparte de sordo, se quedó ciego también. Tenía una perra e íbamos a coger ratas para comérnoslas. Buscábamos una acequia; a un lado nos colocábamos con un palmito encendido para hacer fuego y humo, por el otro la perra que esperaba y las cazaba. A veces, en lugar de ratas salía alguna serpiente (Fuente: Salvador Ferrer Marco, sobrino del tío Sord).

 


 

Bibliografía

Ackerknecht. E. H.
1985 Medicina y antropología social. Madrid, Akal.

Aparicio, A. J.
2005 “La medicina tradicional como medicina ecocultural”. Granada, Gazeta de Antropología, 21: 2-4.
http://www.ugr.es/~pwlac/G21_10Alfonso_Aparicio_Mena.html

Arsuaga, J. L. (e I. Martínez)
1999 La especie elegida. Madrid, Ediciones Temas de hoy.

Augé, M.
2007 El oficio de antropólogo. Barcelona, Gedisa Editorial.

Balaguer Perigual, E.
1992 “Medicina popular”, en Historia de la medicina valenciana. Valencia, Vicent García Ed.

Barfield, T.
2001 Diccionario de antropología. Barcelona, Bellaterra.

Bradford, N.
1997 El gran libro de la medicina alternativa. Madrid, Tres Torres Endunsa.

Barley, N.
1989 El antropólogo inocente. Barcelona, Anagrama.

Blanco, E.
1992 “Los curanderos psicoterapeutas populares”. Granada, Gazeta de Antropología, 9: 9-11.
http://www.ugr.es/~pwlac/G09_11Enrique_Blanco_Cruz.html

Bohanann, P. (y M. Glazer)
1988 Antropología. Madrid, McGraw Hill.

Brown, P. J.
1998 Understanding medical anthropology. London, Mayfield Publishing.

Burnett, M.
1982 Historia natural de las enfermedades infecciosas. Madrid, Alianza.

Calvo Buezas, T. (y D. Barbolla Calamero)
2006 Antropología. Teorías de la cultura, métodos y técnicas. Madrid, Abecedario.

Caro Baroja. J.
2003 Las brujas y su mundo. Madrid, Alianza Editorial.
2006 El señor inquisidor y otras vidas por oficio. Madrid, Alianza Editorial.

Cassirer, E.
1994 Antropología filosófica. Madrid, FCE.

Catani, M.
2002 “A propósito de las tradiciones populares en Extremadura”, Revista de Estudios Extremeños, 57: 1.

Comelles, J. M. (y A. Martín)
1993 Enfermedad, cultura y sociedad. La Rioja, Eudema Antropología.

Consejo de Salud Pública
2001 Silicosis y otras neumoconiosis. Madrid, Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Ministerio de Sanidad y Consumo.

Duch, L.
2002 Antropología de la vida cotidiana. Simbolismo y Salud. Madrid, Trotta.

Durán-Martínez, J.
1989 Topografía médica de Meliana. Valencia, Institut Municipal de Cultura.

Eliade, M.
2001 El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis. Madrid, Fondo de Cultura Económica.

Erkoreka, A.
1995 Mal de ojo. Bilbao, Ekain.

Evans-Pritchard, E. E.
1992 Los Núer. Barcelona, Anagrama.

Fresquet-Febrer, J. L.
1994 Guía para la realización de trabajos de folkmedicina y otros sistemas Médicos. Instituto de estudios Documentales e Históricos sobre la Ciencia. Valencia, Universidad de Valencia.
2001 “Uso popular de plantas medicinales en el medio urbano: la ciudad de Valencia”, Valencia, Medicina y Ciencias Sociales.

Fresquet-Febrer, J. L. (y otros)
1994 Salut, malaltia i terapèutica popular als pobles riberencs de l’Albufera, Catarrosa. Valencia, Ayuntament de Catarroja.
2001 “Inventario de las plantas medicinales de uso popular en la ciudad de Valencia”, Valencia, Medicina y Ciencias Sociales.
1995 “Salud, enfermedad y terapéutica popular en la Ribera Alta. Instituto de Estudios Documentales e Históricos de la Ciencia”, Valencia, Medicina y Ciencias Sociales.

Galiana-Gil, R.
2000 “Tratamientos no convencionales en la artrosis. Un estudio de campo en el Centro de Salud de la calle Useres, de Castellón”, Valencia, Medicina y Ciencias Sociales.

García Benavides, F.
1992 La salud en la Comunidad Valenciana. Valencia, Consellería de Sanitat i Consum.

Geertz, C.
2000 La interpretación de las culturas. Barcelona, Gedisa.

Girard, R.
1982 El chivo expiatorio. Barcelona, Anagrama.

Gordon-Vázquez, F. (y A. Penco-Martín)
2003 “Medicina popular en Valencia del Ventoso. Una aproximación”, Revista de Estudios Extremeños.

Gould, S. J.
2005 La falsa medida del hombre. Barcelona, Crítica.

Hammersley, M. (y P. Arkinson)
1994 Etnografía. Métodos de investigación.Barcelona, Paidós.

Harris, M.
1985 Bueno para comer. Madrid, Alianza.
1993 Jefes, cabecillas, abusones. Madrid, Alianza.
2002 Caníbales y reyes. Madrid, Alianza.
2003 Vacas, cerdos, guerras y brujas. Madrid, Alianza Editorial.
2004 Introducción a la antropología general. Madrid, Alianza Editorial.

Hnizdo, E. (y G. K. Sluis-Cremer)
1991 “Silica exposure, silicosis and lung cancer: a mortality study of South Adrican gold miners”, Br J Ind Med, 48: 53-60.

Huard, P. (J. Bossy y G. Mazars)
1980 Las medicinas en Asia. Madrid, Pirámide.

Huard, P. (y M. Wong)
1968 La medicina china. Madrid, Guadarrama.

Jaime Loren, J. M. de
2003 La enseñanza y las ciencias de la salud en la literatura popular. Valencia, Universidad Cardenal Herrera CEU.
2004 La miel en la farmacia y en la alimentación a lo largo de la historia. Valencia, Universidad Cardenal Herrera CEU.

Kottak, P.
2006 Antropología social y cultural. Madrid, Mc. Graw Hill.

Kuschck, L.
1995 Medicina popular en España. Madrid, Siglo XXI.

Laín Entralgo, P.
1969 El medico y el enfermo. Madrid, Guadarrama.
1973 La medicina actual. Madrid, Guadarrama.
1984 El cuerpo humano. Antropología Médica. Barcelona, Salvat.
1988 “¿Qué es salud?”, Jano, 35: 123-128.

Laplantine, F.
1992 Antropología de la maladie. Paris, Payot.

Lévi-Strauss, C.
1972 El pensamiento salvaje. Madrid, FCE.
1976 La familia. Barcelona, Anagrama.

Lewellen, T.
1994 Introducción a la antropología política. Barcelona, Bellaterra.

Llinares, J. B. (y N. Sánchez-Durá)
2002 Ensayos de filosofía de la cultura. Madrid, Biblioteca Nueva.

López Piñero, J. M.
1973 Salud y enfermedad. Barcelona, Salvat.
2005 Breve historia de la medicina. Madrid, Alianza Editorial.

López Piñero, J. M. (y M. L. Terrada Ferrandis)
2000 Introducción a la medicina. Barcelona, Crítica.

López Terrada, M. L.
1994 “El pluralismo médico en la Valencia foral. Un ejemplo de curanderismo”, Estudis, 20: 167-181.

Malinowski, B.
1972 Los argonautas del Pacífico occidental. Madrid, Ediciones Península.

Martínez Hervás, S. (y C. Knecht-Armengol)
2000 “El recurso a las medicinas alternativas entre los usuarios de los servicios del ambulatorio Luís Oliag (Valencia)”, Valencia, Medicina y Ciencias Sociales.

Mckeown, T.
1990 Los orígenes de las enfermedades humanas. Barcelona, Crítica.

Mercier. P.
1995 Historia de la antropología. Barcelona, Península.

Perdiguero Gil. E.
1986 “El mal de ojo: de la literatura antisupersticiosa a la antropología médica”, Asclepio, 38: 47-66.

Radcliffe-Brown, A. R.
1992 Introducción a los sistemas africanos de parentesco y matrimonio. Barcelona, Anagrama.

Rozman, C.
2000 Medicina interna Farreras/Rozman. Barcelona, Harcourt Brace España.

Rubel, A. J. (y C. W. O’Neil)
1989 Susto. Una enfermedad popular. México, Fondo de Cultura económica.

San Martín, J.
1985 La antropología. Barcelona, Montesinos.
2000 La antropología. Madrid, Biblioteca de Divulgación Temática.

Sanchís-Guarner, M.
1989 La ciudad de Valencia. Valencia, Ayuntamiento de Valencia.

Sapir, E.
1981 El lenguaje. Madrid, FCE.

Sapolsky, R. M.
1994 Por qué las cebras no tiene úlceras. Madrid, Alianza.

Seaton, A. (y otros)
1991 “Accelerated silicosis in scottish stonemasons”, Lancet,337: 341-344.

Stringer, C. (y C. Gamble)
1996 En busca de los Neandertales. Barcelona, Crítica Arqueológica.

Turner, V.
1999 La selva de los símbolos. Madrid, Siglo XXI.

Velasco, H. (y A. Díaz de Rada)
2003 La lógica investigación etnográfica. Un modelo de trabajo para etnógrafos de escuela.Madrid, Trotta.

Wolf, E. R.
1982 Europa and the Peaple without History. Berkeley, University of California Press.


Gazeta de Antropología