Gazeta de Antropología, 2009, 25 (2), artículo 53 · http://hdl.handle.net/10481/6904 Versión HTML  ·  Versión PDF
Recibido 27 agosto 2009    |    Aceptado 18 noviembre 2009    |    Publicado 2009-12
Viviendas tradicionales de tierra en los Valles Calchaquíes
Traditional architecture of earth in the 'Valles Calchaquies'



RESUMEN
El presente trabajo integra una de las líneas de investigación desarrolladas en el Centro Regional de Investigaciones de Arquitectura de Tierra Cruda (CRIATiC-FAU-UNT). Partiendo de una investigación cualitativa, mediando un proceso sistemático de relevamiento gráfico y fotográfico, y de entrevistas informales a los pobladores, se localiza, registra y analiza la arquitectura popular y vernácula en los Valles Calchaquíes. La particular forma de apropiación del sitio-emplazamiento y su materialización evidencian una respuesta directa a una organización socio-productiva con fuertes patrones culturales que responden a la topografía, clima y recursos naturales disponibles en la región.

ABSTRACT
This work integrates one of the research lines developed in the Regional Center of Investigations of Architecture of Raw Earth (CRIATiC-FAU-UNT). Through a qualitative investigation, by means of a systematic process of photographic and graphic reports and informal interviews, it locates, registers and analyses the popular and vernacular architecture in the "Valles Calchaquíes". The particular appropriation of the emplacement and their materialization evidence a direct answer to a social and productive organization with strong cultural patterns that respond to the topography, climate, and available natural resources in the region.

PALABRAS CLAVE
arquitectura de tierra | vivienda tradicional | Argentina | adaptación ecológica
KEYWORDS
architecture of earth | traditional housing | ecological adaptation


Introducción

A partir de los trabajos de campo realizados en la región del Noroeste Argentino, se recorrió el ámbito de los Valles Calchaquíes, procediendo a la localización y registro de viviendas construidas con técnicas tradicionales.

La investigación propone en esta etapa:

- Relevar e identificar viviendas tradicionales construidas con tierra en el Noroeste argentino. Esta presentación se circunscribe al ámbito de los Valles Calchaquíes, en el ámbito perteneciente a las provincias de Tucumán y Salta.
- Registrar y promover la inserción de elementos determinantes de la identidad cultural regional, en lo referente a la construcción de viviendas de la zona, tendiendo a definir un proceso de desarrollo local sustentable.
- Promover la vigencia de la construcción con tierra en los Valles Calchaquíes e incentivar el uso de la tierra en la región de estudio.

Metodología de trabajo:
- Identificación.
- Registro gráfico y fotográfico de campo.
- Encuestas y entrevistas a constructores locales.
- Fichaje técnico

 

Ambiente natural Valles Calchaquíes, Tucumán-Salta

Los Valles Calchaquíes abarcan tres provincias, Salta, Tucumán y Catamarca.

En la Provincia de Tucumán, los ambientes naturales de sierras y montañas se localizan hacia el noroeste, hay tres cordones destacados: Sierras del Cajón (o de Quilmes), Nevados del Aconquija y Cumbres Calchaquíes, ámbito donde se circunscriben los Valles homónimos.

Las Cumbres Calchaquíes se extienden desde la falla de Amaicha-Tafí del Valle hacia el Norte hasta la Quebrada de Las Conchas en la provincia de Salta. El faldeo occidental es abrupto y escalonado. Las Cumbres presentan en la cima la vieja planicie con suaves lomadas y pequeños valles (Santillán de Andrés et al. 1980: 17). Están separadas de las Sierras del Cajón por el Valle de Santa María, éste forma parte de los Valles Calchaquíes que continúan en la provincia de Salta. Las cumbres impiden la llegada de humedad al valle lo que hace que este tenga una vegetación muy pobre, clima semiárido.

El valle de Tafí continúa al sur de estas cumbres y se une al de Santa María a través del abra del Infiernillo.

 

Recorrido por el área de trabajo

El circuito por el área de estudio nos devela una sucesión de pequeños poblados autóctonos y viviendas aisladas que se esfuman en el paisaje y resurgen imponentes en las villas veraniegas.

El recorrido realizado por los Valles Calchaquíes, parte de San Miguel de Tucumán por ruta nacional nº 38 hasta Acheral donde toma la ruta provincial nº 307 para comenzar el ascenso.

Se llega a Tafí del Valle, Ampimpa, Amaicha del Valle y Los Zazos, se continúa por la RP Nº 357 hasta las ruinas de Quilmes donde empalma con la RN Nº 40, pasando por Colalao del Valle. La misma ruta en Salta es la RN Nº 68.

En Salta aparecen numerosos poblados como Tolombón y Cafayate, desde donde se bifurca el camino. Por un lado continúa la RN Nº 68 con el abrumador paisaje de la Quebrada de las Conchas, salpicado de pequeños poblados perdidos como Las Curtiembres, Alemania, Talapampa y La Viña hasta la ciudad de Salta. Por el otro lado, se recorre un camino consolidado (RN Nº 40) donde las viviendas aisladas y pequeños poblados aparecen asombrosamente en medio de la nada y parecen ser dueños de un tiempo propio que les permite mantener intactas las tradiciones populares: Animaná, San Carlos, Angastaco, Molinos, Seclantás, La Paya, Cachi y Payogasta.

El inhóspito Parque Nacional Los Cardones acompaña en el camino hasta Chicoana y Coronel Moldes sobre la RN Nº 68.

Se sigue por la RP Nº 47 hasta el Dique Cabra Corral desde donde, por un serpenteante camino no consolidado (huella), se llega a Metan donde se toma la RN Nº9 de regreso a San Miguel de Tucumán (figura 1).

Figura 1. Recorrido por los Valles Calchaquíes en las provincias de Tucumán y Salta.

Cada poblado muestra orgullosamente su origen y ofrece lo autóctono sin vergüenzas fundadas.

Desde San Carlos-Salta, los pueblos demuestran mayor arraigo a las tradiciones, las maneras de vivir en comunidad, las costumbres familiares, las comidas autóctonas, la producción regional, las formas, materiales y técnicas de construcción de las viviendas que se mimetizan con el entorno.

 

La vivienda de los Valles Calchaquíes

El hábitat construido en el Noroeste Argentino es el resultado de las posibilidades que el emplazamiento brinda en cuanto a los recursos naturales útiles y las exigenciasque los condicionantes climáticos y topográficos imponen.

La vivienda es el reflejo del contexto socio-cultural de un pueblo, de los usos, costumbres y del funcionamiento familiar.

Las viviendas de pobladores permanentes son viviendas espontáneas y las de pobladores temporarios son planificadas. Se presentan en el territorio de manera dispersa y concentrada.

Las viviendas dispersas, registradas en este recorrido son numerosas, se localiza un gran número de las mismas a lo largo de la RN Nº 40, desde San Carlos hasta Angastaco y desde allí hasta Molinos. La vivienda aislada se conforma por unidades organizadas en torno a un patio o desborde central.

Las viviendas concentradas se ubican en los núcleos poblacionales, Tafi del Valle, Amaicha, Cafayate, Angastaco, Cachi, entre otros. Responden a la traza del conjunto, son más compactas, respetan una línea de fachada y están delimitadas entre medianeras que condicionan la organización interior.

Las galerías y patios están siempre presentes en las viviendas, como un espacio intermedio de transición, con multiplicidad funcional, social, familiar, de trabajo y como elemento esencial regulador de las inclemencias climáticas. Reflejan una “asimilación de la estructura y organización de los modelos espaciales y funcionales de las viviendas a patio españolas, pero también reconocen, pautas de uso heredadas de las culturas nativas” (SOSA 2005:44).

A lo largo del recorrido realizado por los Valles Calchaquíes, se procedió a la identificación, localización y registro de viviendas con técnicas y materiales tradicionales. Basados en este registro se afirma que los sistemas constructivos predominantes son la mampostería de piedra y mampostería de adobe. Prevaleciendo las viviendas con muros de adobe y sobrecimientos de piedra.

El poblador de este ámbito mantiene en uso la forma tradicional de obtención de los materiales y producción del componente básico (adobe).

El proceso constructivo presenta variantes principalmente dadas por los materiales de terminación y la incorporación de materiales de producción industrial.

Los muros se construyen de la manera tradicional con adobes y piedra de espesores entre 0,30 a 0,60 m. Los techos en cambio se construyen en su mayoría con estructura metálica y chapa y las cubiertas originales de torta de barro gradualmente se reemplazan por chapa.

El lugareño construye su propia vivienda u otras “con su propia capacidad y saber, recreando, asimilando o imitando patrones formales y funcionales propios y heredados” (Sosa 2005:46).

Figura 2. Viviendas en los Valles Calchaquíes.

Ambas viviendas se construyen con los recursos disponibles, se adaptan al emplazamiento, a los requerimientos funcionales de la familia y a las condiciones climáticas.

 

Consideraciones finales

En la última década se han ido incrementando las variables que experimenta la vivienda tradicional, tanto desde el punto de vista de la tecnológica: uso de materiales y productos industrializados; como de la composición arquitectónica. En el paisaje rural conviven, la vivienda tradicional de adobe o piedra con viviendas, que desarrollan tipologías arquitectónicas y constructivas que responden a otros patrones culturales y económicos.

Recorrer y registrar la arquitectura propia del ámbito vallisto nos lleva a reconocer la vigencia de los materiales y técnicas tradicionales y particularmente de la tierra cruda como material acorde al medio, a la capacidad de los constructores (el lugareño), a las fuentes renovables del entorno, a las posibilidades de brindar confort y a los recursos económicos disponibles.

El empleo del adobe en esta región, se convierte en una herramienta útil para contrarrestar el creciente déficit habitacional de los sectores de menores recursos. Contribuyendo en la búsqueda de estrategias de producción de hábitat social mediante técnicas tradicionales y el aprovechamiento de materiales del lugar, asegurando de este modo la sustentabilidad de una identidad regional.

 


 

Bibliografía

Batista, Ana (et al.)
1994 Geografía didáctica de Tucumán. A-Z editora. Buenos Aires.

Chaila, Josefina (Fernanda Carrizo y Rodolfo Rotondaro)
2005 “Viviendas Tradicionales del ámbito Aconquija Tucumano-catamarqueño, Argentina”, Construcción con Tierra. Centro de Investigación en Hábitat y Energía. FADU-UBA. CONICET. IAA / FADU UBA. CRIATIC / FAU UNT. PROTERRA / CYTED. Buenos Aires. Nº 1: 47-53.

Paolasso, Pablo (et al.)
2004 Geografía de Tucumán. Buenos Aires, La Gaceta.

Santillán de Andrés, Selva (y Teodoro Ricci)
1980 Geografía de Tucumán.Tucumán, Universidad Nacional de Tucumán, Facultad de Filosofía y Letras.

Raffino, Rodolfo A.
1988 Poblaciones indígenas en Argentina. Urbanismo y proceso social precolombino.Buenos Aires, Tipográfica Editora Argentina.

Sosa, Mirta Eufemia
2005 “La vivienda rural en el Noroeste Argentino”, Construcción con Tierra, Centro de Investigación en Hábitat y Energía. FADU-UBA. CONICET. IAA / FADU UBA. CRIATIC / FAU UNT. PROTERRA / CYTED. Buenos Aires, Argentina. Nº 1: 43-46.
2001 La arquitectura de tierra en el Noroeste Argentino. Tucumán, Edición LEME-FAU-UNT. IAA / FADU.


Gazeta de Antropología