Gazeta de Antropología, 1990, 07, artículo 09 · http://hdl.handle.net/10481/13739 Versión HTML  ·  Versión PDF
Recibido 15 mayo 1990    |    Aceptado 31 mayo 1990    |    Publicado 1990-06
Un modelo de ficha para estudiar las fiestas
A model for the recording of 'fiestas'



RESUMEN
El artículo nos proporciona unos cuestionarios para la recogida de datos en el trabajo de campo enfocado a las fiestas. Esta guía viene avalada por la amplia experiencia del autor en este tipo de investigación. Nos propone un modelo de ficha universal. Y en particular nos ofrece un módulo para el estudio del ciclo festivo anual y otro como ficha de cada fiesta individual.

ABSTRACT
The article provides questionnaires for data collection in the field of work centered on the 'fiestas'. This guide is supported by the author's wide experience in this type of research. A model of a universal record of the fiestas is proposed, involving one section for the study of the annual festival cycle and another as a record of each individual fiesta.

PALABRAS CLAVE
método de campo | ficha para estudio de fiestas | ciclo festivo | religión popular
KEYWORDS
fieldwork method | model to record 'fiestas' | festival cycle | folk religion


Uno de los aspectos de la antropología cultural que más se han desarrollado en estos últimos años ha sido el relacionado con las fiestas tradicionales o populares, hasta el punto de que la abundancia de estudios monográficos o generales sobre el variado universo festivo, se ha convertido en una especie de fenómeno de moda.

Pero esa forma de expresión del inconsciente colectivo constituido por las fiestas se muestra reacio a desvelar sus secretos, debido a las confusiones creadas por las transferencias y transformaciones del material festivo, así como por las diversas procedencias de las influencias modificadoras en las diferentes épocas, que se han ido acumulando como por estratos geológicos.

La vía para intentar descifrar las claves interpretativas de la simbología festiva pasa por el deslinde de las semejanzas y diferencias entre los festejos de distintos ámbitos geográficos, al mismo tiempo que se aislan las peculiaridades concretas de cada universo festivo y se establecen las categorías formales de las múltiples familias que los componen. Y para esta tarea es imprescindible emprender investigaciones comparativas, que permitirán desvelar la composición de la estructura festiva, etapa inicial de la constitución de una festología o ciencia que se ocupe del conocimiento de las fiestas (1).

Si se acepta el planteamiento de los estudios comparativos, una consecuencia metodológica será admitir las ventajas que aportaría el uso de una ficha-modelo común, que uniformice la disposición de los datos y facilite su manejo y su análisis. El problema será poner de acuerdo a los investigadores para que la admitan y utilicen, pero esta dificultad depende de los individuos y no del ámbito teórico.

 

I. Algunos cuestionarios programáticos

Como en tantos otros sectores de la etnografía y el folclore de los pueblos integrados en las Españas, se debe a Luis de Hoyos Sainz el mérito de sentar las bases de nuestra festología. Para él, las fiestas populares «nos dan una de las fases más interesantes de la cultura de los pueblos, para la investigación de su psicología», pero considera que hasta ese momento«se ha hecho una disociación analítica de ellas, estudiando solos y aisladamente sus elementos constitutivos, como son las danzas, el canto, la música, o los juegos y diversiones concretas que las integran; degradando así el interés y valor explicativo de las mismas, al romper su unidad total de concertante y complejo etnográfico y folklórico, que eleva su interés como el de todos los hechos conexionales». Para remediar tales deficiencias propugna la búsqueda de «un método adecuado y eficaz de estudio (…) como una síntesis investigadora y explicativa, del hecho de las fiestas populares»,y propone como solución la del «método etnográfico»,integrador de los criterios «artístico, historicista y geográfico» (2).

Para aplicar este método elaboró un cuestionario para el estudio de las fiestas populares y regionales en España, publicado inicialmente por el Seminario de Etnografía y Arte que fundó en la Escuela Superior de Magisterio; en segunda edición por el Seminario de Folklore de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid; reeditado en el tomo I de los Anales del Museo del Pueblo Español (Madrid, 1935), reimpresos en facsímil en 1988 por el mismo museo, a donde remito al lector interesado por el texto íntegro de esta ficha o cuestionario. Antes de entrar en su análisis, quiero señalar que las respuestas que habrá ido recibiendo D. Luis a lo largo de los años parece que se conservan entre los legajos heredados por su hija y colaboradora, Nieves de Hoyos, a la espera de la institución que se interese por su catalogación y puesta a disposición de los investigadores.

En síntesis, esta ficha se reduce a 18 apartados. El primero solicita una recensión de las fiestas significativas de la provincia, para pasar luego a pedir datos concretos sobre cada una de ellas, referidos a: fecha; nombre; sitio donde transcurre; origen y variaciones históricas; clasificación según la tipología que se acompaña; descripción de sus elementos o componentes, tales como: procesiones, comitivas, cofradías, bandos, cantos, danzas o bailes, música, juegos, luchas y empleo del fuego y del agua; colectas, ofrendas, rifas y repartos; comidas y banquetes; trajes y disfraces; mujeres con mando; máscares satíricas. Un apartado centrado en las fiestas desaparecidas o cambiadas y otro sobre la bibliografía existente completan la encuesta, que ofrece la ventaja de ser muy escueta, aunque también adolece de inconvenientes tales como el criterio clasificatorio o la ausencia de información sobre los rituales acompañantes así como sobre la estructura temporal de la fiesta. Aparte de la dificultad de tabulación, debido a la mezcla de unidades temáticas en los mismos apartados.

Transcurrirán varias décadas hasta que renazca el interés por las manifestaciones de la cultura popular, y se elabore un nuevo modelo de ficha, esta vez específico para una clase de fiestas, las de moros y cristianos. Es Guillermo Guastavino quien medita sobre la fórmula para aproximarse al estudio de la fiesta más compleja, extendida y característica de la cultura hispánica, y en 1969 publica el folleto Las fiestas de moros y cristianos y su problemática (3), donde propone un método para recoger la información más amplia posible sobre esta categoría festiva. A loa apartados localizadores de tiempo y lugar añade otros sobre advocaciones, motivos, acciones, escenarios y personajes, complementados con el análisis de los textos representados y un inventario de las variantes formales. Su propuesta constituye un gran avance metodológico al centrarse sobre un tipo específico de festejo, que se pretende analizar hasta en sus más recónditos com-ponentes.

A partir de la II Restauración, se amplía la nómina de propuestas de fichas o encuestas, más o menos operativas, sobre fiestas en general, fiestas concretas o aspectos determinados del conglomerado festivo, como pueden ser los paloteados, los instrumentos musicales o la vestimenta. Como no conozco todas, no voy a enumerarlas, sino que resaltaré la que me parece más sugerente, la elaborada por la Asociación Granadina de Antropología.

Este cuestionario consta de 13 apretados folios con unas 300 entradas informativas, lo que lo convierte en completísima indagación. Para darse una idea de los propósitos inspiradores, me limitaré a enunciar sus bloques temáticos:

0. PANORAMA DE FIESTAS DE LA COMUNIDAD

01. Ciclo festivo anual
02. Contorno festivo exterior

1. FICHA FIESTA
10. Ficha de la fiesta estudiada

2. COORDENADAS Y PREPARACIÓN
20. Denominación de la fiesta
21. Origen de la fiesta
22. Tiempo de la fiesta
23. Espacio de la fiesta
24. Preparación de la fiesta

3. CELEBRACIÓN
30. Celebración de la fiesta: actos
31. Romerías
32. Procesiones
33. Ferias y verbenas
34. Estética y diversión
35. Comensalismo y gastronomía

4. ORGANIZACIÓN
40. Entidad organizadora
41. Economía de la fiesta
42. Instituciones civiles y militares
43. Instituciones eclesiásticas

5. SIMBOLOGÍA
50. Imagen o símbolo central de la fiesta
51. Otros símbolos de identidad
52. Elementos significantes sensoriales

Como muestra de la minuciosidad de la encuesta, se pide: dibujar un croquis indicando el sitio de los participantes y de los observadores; el estudio de las remodelaciones y reconstrucciones del santuario, indicando en cada caso de quién fue la iniciativa y la financiación; si el santuario contiene la vivienda del santero/a, quiénes componen su familia; dónde se disparan cohetes y bengalas; quiénes componen el jurado en la elección de las reinas, qué premios se otorgan y de qué colores son las bandas impuestas; cuántos bares, chiringuitos, tómbolas, puestos de turrón y dulces se instalan, en qué sitios y cuántas tasas deben abonar; sómo se preparan las recetas gastronómicas; cuántas calorías diarias se consumen en los convites; … así de exhaustivo.

Es evidente que tal extensión y profundidad informativa constituye un serio problema que, si bien convierte el estudio de cada fiesta en una monografía, dificulta enormemente su posible comparación. Aparte de que muchos de los apartados, para que tuvieran valor científico, tendrían que hacerse con instrumental adecuado. Por ejemplo, en lo de las calorías ingeridas no hay duda de que sería interesante contrastar las diferentes regiones, pero habría que medirlo adecuadamente y no limitarse a la estimación hecha a ojo. En todo caso, para aspectos concretos (romerías, instituciones, etc.), puede resultar una herramienta de trabajo valiosa, además de su intrínseco interés para la formación de los alumnos, como ha sido utilizada (abreviada) en algunos cursos de antropología cultural.

 

II. Un modelo de ficha universal

Consideré que podía resultar útil tratar de resolver los problemas que hasta ahora he ido enumerando, buscando la eficacia y simplicidad. Es evidente que el óptimo modo de trabajo festológico consiste en acudir personalmente los investigadores a la celebración de las fiestas, y obtener allí sus informaciones. Si se tiene en cuenta que sólo en Andalucía hay registradas más de 2.000 fiestas actuales, y otras 1.000 en Galicia, extrapolando las cifras al conjunto del estado español daría unas 15.000 fiestas. Este número desborda la capacidad operativa de cualquier equipo de investigadores, por lo que resulta imposible la asitencia personal. Así llegamos a las condiciones normales de trabajo, con breves visitas a las localidades investigadas y en la mayoría de los casos búsqueda de información en épocas distintas a las de las actividades festivas. La ficha tendrá pues que adaptarse a tales coordenadas materiales: informantes poco motivados a los que hay que ayudar a recordar los sucesos a registrar.

La creación del prototipo de mi ficha tuvo lugar dentro de una de las campañas de trabajo de campo emprendidas por la Asociación Granadina de Antropología, durante 1986, en la aislada comarca de Los Guájares (constituida por las entidades de población Guájar Fondón, Guájar Faragüit y Guájar Alto). Allí, en una época no festiva, traté de recoger el máximo de información oral sobre sus fiestas actuales y las desaparecidas. Al no existir bibliografia sobre el particular, ni archivos locales, las fuentes escritas se limitaban a lo poquísimo que se pudiera encontrar en algún archivo parroquial. Se estaba en condiciones casi límites, por lo que si el sistema de obtención de datos funcionaba, en circunstancias más favorables sería mucho más sencillo.

Más tarde, el investigador de Jaén, Manuel Amezcua, introdujo ligeras modificaciones en mi prototipo, para utilizarlo en su campaña de 1987 sobre las fiestas de la comarca de Sierra Mágina, que se plasmó en 102 fichas obtenidas de 18 localidades, lo que constituye un corpue de referencia aceptable.

Después de analizar los resultados obtenidos en Sierra Mágina y de consultar las encuestas de Hoyos y otras, que desconocía, he efectuado bastantes modificaciones sobre el prototipo, para convertirlo en un modelo de ficha escueta, informatizable y que no exige demasiada especialización en los redactores. Se compone de dos módulos: el ciclo festivo (pensado para reavivar la memoria de los informantes) y la ficha de cada fiesta.

I. CICLO FESTIVO

1. Navidad
2. Inocentes
3. Fin de Año
4. Año Nuevo
5. Reyes Magos
6. San Antón
7. San Sebastián
8. Candelaria
9. San Blas
10. Carnavales
11. San José
12. San Marcos
13. Semana Santa
14. Pascua de Resurrección
15. San Jorge
16. Cruz de Mayo
17. San Isidro
18. Corpus Christi
19. Ascensión
20. Pascua de Pentecostés
21. San Antonio de Padua
22. San Juan Bautista
23. San Pedro y San Pablo
24. Virgen de Julio
25. Santiago Apóstol
26. Nuestra Señora de los Angeles
27. Virgen de Agosto
28. San Roque
29. Virgen de Septiembre
30. Cristo de Septiembre
31. San Miguel Arcángel
32. Virgen de Octubre
33. Fieles Difuntos
34. Inmaculada Concepción
35. Otras fiestas del santoral:
35.1 Primavera
35.2 Verano
35.3 Otoño
35.4 Invierno
36. Conmemoración histórica local
37. Voto de villa
38. Feria comercial
39. Otras fiestas no litúrgicas:
39.1 Vendimia
39.2 Magosto
39.3 Otras recolecciones
39.4 Matanza del cerdo
39.5 En relación con otro ganado
39.6 Quintos
39.7 De oficios o profesiones
39.8 Romerías a bellos parajes
40. Fiestas no incluidas en los anteriores epígrafes

Cuando se trate de las fiestas patronales, a continuación de la fiesta religiosa se anotará P-Io P-II, para indicar su función como patronal principal o secundaria, en caso de haber dos. Si se trata de una localidad con una sola fiesta patronal, bastará con añadir P.

II. FICHA FIESTA

NÚMERO ENCUESTA
LOCALIDAD: x – y
MUNICIPIO:
COMARCA: Habitantes:
PROVINCIA: Año censo:

FIESTA DE………..(Nº ciclo festivo)
(Patronal I/II)

1. NOMBRE POPULAR:

2. FECHA CELEBRACIÓN:
(Si cambió, antes: )

3. Si no es actual, año en que dejó de celebrarse:

4. Transcurre en días laborables o festivos:

5. DISTRIBUCIÓN TEMPORAL DE LOS PRINCIPALES ACTOS FESTIVOS:
Día -Mañana/Tarde/Noche -Acto

6. PROCESIONES
6.1 Imágenes que se sacan y descripción de ellas.
6.2. Personajes, animales y objetos que intervienen.
6.3. Incidentes en el recurrido.

7. ROMERÍAS
7.1 Lugar donde se desarrollan y distancia al núcleo urbano.
7.2 Medio de transporte.
7.3 Corporaciones presentes.
7.4 Asistentes de otras localidades.

8. SANTUARIOS
8.1 Nombre.
8.2 Circunstancias geográficas.
8.3 Fecha de construcción.
8.4 Origen (histórico o legendario).
8.5 Propietario.
8.6 Tipos de exvotos que contiene.

9. RITUALES RELIGIOSOS NO LITÚRGICOS
(Bendiciones -personales, animales, objetos-;ofrendas; sacrificios; repartos; vueltas; promesas; votos; ahuyentar diablo; auroros; …) Qué se pretende con ellos:

10. PERSONAJES DISFRAZADOS O CON TRAJES ESPECIALES (gigantes, diablos, botargas, birrias, moros…)
10.1 Nombre con el que se conocen.
10.2 Humanos o peleles.
10.3 Descripción de su indumentaria.
10.4 Acciones que realizan o soportan.
10.5 Si hacen crítica o sátira social.

11. REPRESENTACIONES PÚBLICAS(autos sacramentales, belén, pastorada, cabalgata Reyes, pasiones, pregones, testamentos, entierros, raptos, moros y cristianos, luchas, acciones sobre imágenes…)
11.1 Escenario y decorados.
11.2 Resumen de las acciones.
11.3 Parlamentos de tradición oral o literarios (recoger texto).
11.4 Datos históricos conocidos sobre la representación.

12. ASPECTOS MUSICALES
12.1 Instrumentos que se utilizan.
12.2 Composiciones musicales tradicionales (grabarlas).
12.3 Si acuden bandas de música.
12.4 Si se improvisa (troveros, bertsolaris)
12.5 Si hay agrupaciones corales, organizadas o espontáneas.
12.6 Canciones (recoger letras y si es posible, grabarlas).

13. DANZAS
13.1 Tipo de danzas rituales.
13.2 Quiénes las interpretan.

14. BAILES
14.1 Lugar donde se realizan (calles o plazas, recinto municipal, casetas privadas…).
14.2 Coste de la entrada.
14.3 Tipo de bailes más comunes.

15. PRESENCIA DE TOROS, NOVILLOS O VAQUILLAS
15.1 Reales (encierro, capea, embolados, enmaronados, con fuego, corridas profesionales).
15.2 Simulados (de fuego, encohetados, simbólicos): actuación.

16. INTERVENCIÓN DE OTROS ANIMALES
16.1 Reales (caballos, gallos, cerdos, gansos…): actuación.
16.2 Simulados (dragones, águilas, osos, sardinas, …): actuación.

17. ELECCIONES de reina, feo…

18. JUEGOS, concursos y bromas públicas.

19. DEPORTES y exhibiciones físicas (castellers, cortar troncos…).

20. ESPECTÁCULOS y diversiones culturales.

21. ELEMENTOS SIGNIFICATIVOS
21.1 Arboles y otra vegetación.
21.2 Hogueras, antorchas y luminarias.
21.3 Banderas, pendones, estandartes…
21.4 Adornos especiales (cruces, altares, alfombras, colgaduras, carrozas, pintadas…)
21.5 Pólvora (disparos, carretillas, tracas, castillos pirotécnicos).
21.6 Objetos con función festiva (bastones, arados, barcas…).

22. GASTRONOMÍA
22.1 Especialidades gastronómicas de la fiesta.
22.2 Lugar y momento de las comidas comunitarias.
22.3 Asistentes y modo de costearlas.
22.4 Manjares y bebidas en estos banquetes.
22.5 Reparte gratuito de víveres (fuentes de vino, paellas…).

23. ORGANIZADORES
23.1 Grupo que se encarga del festejo.
23.2 Modo de pertenecer al grupo.
23.3 Cargos directivos, modo de elección y de toma de posesión.
23.4 Antigüedad de la corporación.
23.5 Relación con entidades religiosas y civiles.
23.6 Rivalidad entre grupos (cofradías, hermandades…).

24. FINANCIACIÓN(subastas, pujas, colectas, rifas, multas…).

25. INTERVENCIÓN DE LAS MUJERESen la fiesta:

26. PARTICIPACIÓN DESTACABLE DE:
26.1 Grupos de edad (mozos, quintos, ancianos…).
26.2 Grupos de afinidad (peñas, cuadrillas, oficios, asociaciones).

27. ÁREA DE ATRACCIÓN DE LA FIESTA
(grupal, local, comarcal, provincial, regional, nacional, internacional).

28. OTROS DATOS RESEÑABLES
28.1 Origen histórico o legendario
28.2 Variaciones experimentadas por la fiesta.
28.3 Si se acompaña con feria comercial (ganado, agrícola…).
28.4 Si acuden tullidos a pedir limosna.
28.5 Refranes y leyendas relacionados con la fiesta.
28.6 Costumbres asociadas a la celebración.
28.7 Otros.

29. FUENTES INFORMATIVAS
29.1 Escritas: archivos, libros, revistas, folletos, programas…
29.2 Orales: Informantes:
Nombre
Edad
Profesión
Lugar de nacimiento
Lugar de residencia.

30. ACTIVIDADES ECONÓMICAS DE LA LOCALIDAD
30.1 Cosechas agrícolas y época de su recolección.
30.2 Ganadería. Si hay transhumancia, épocas de salida y regreso.
30.3 Artesanías.
30.4 Otras.
[Este apartado basta con rellenarlo una vez en cada localidad.]

REDACTOR de la ficha:
DOCUMENTACIÓNgráfica y sonora que se acompaña:
LUGAR Y FECHA en que se recogieron los datos:

Al ser muy pocas las fiestas que proporcionen datos a todos los puntos temáticos, en su inmensa mayoría se pueden trasladar a un folio mecanografiado por uno o los dos lados, lo que facilita tremendamente la posterior labor comparativa.

Respecto a la numeración de las fichas, en primera instancia será suficiente con incluir:

- Las iniciales de la provincia en cuestión, siguiendo la nomenclatura de las matrículas de vehículos.

- El número otorgado a la localidad dentro de los pueblos de la provincia.

- El número que ocupa la fiesta dada en el conjunto del ciclo festivo de esa localidad.

Así, GR 4-3 será la identificación de la tercera fiesta de la cuarta localidad estudiada en la provincia de Granada. A la hora de comparar provincias habrá que utilizar una supranumeración correlativa, pero ya no dependerá de los encuestadores.

Como ejemplo práctico del uso de este modelo de ficha, reproduciré (en el recuadro) uno de los obtenidos en Sierra Mágina. Y si algún investigador enfrentado al mismo problema quisiera hacerme llegar sus críticas o sugerencias, serán bienvenidas en esta misma revista.

 

FICHA J 4-3

 

LOCALIDAD: Belmez de la Moraleda

MUNICIPIO: Id. 2.050 habit.

COMARCA: Sierra Mágina

PROVINCIA: Jaén

FIESTA DE: San Marcos (12)

1. «El día de San Marcos»

2. 25 de abril

3. Desaparecida

6.1 Se llamaba«la procesión del perrillo de San Marcos», porque la imagen del santo tenía a sus pies un perrillo (tal vez un toro poco proporcionado).

6.2 Los perros domésticos.

6.3 Al llegar al nacimiento del río, tiraban al «perrillo del santo» dentro del pozo, y entonces los asistentes agarraban sus perros, los tiraban también al pozo, y los bañaban.

9. El siglo pasado, durante el transcurso de la procesión se decían las letanías y se bendecían los campos.

12.6 Ese día tenía lugar la costumbre de «echar los mayos», que consistía en cantar coplas de ronda y galanteo a las mozas, delante de las puertas de sus casas. Estp servía para apañar muchos noviazgos:

‘Niña para que lo sepas
un mayo te vengo a echar,
para que quedes contenta,
para que estés con cuidado
que (Fulano de Tal)
es tu primer galán mayo.’

27. Local.

30.1 Olivar, frutales, huertas.

30.2 Ganado lanar, cabrío, vacuno. Pastos.

30.3 Antiguamente, esparto.

30.4 Conservas, plásticos, cooperativas de confección. Canteras de yeso. Cerámicas para la construcción.

REDACTOR: Manuel Amezcua. Bélmez de la Moraleda, 27-VI-87.

 



Notas

1. Más adelante habrá que aplicar un método de análisis comparativo histórico formal, como el diseñado por D. Julio Caro Baroja en sus investigaciones sobre fiestas. En el mero ámbito sincrónico, he esbozado las posibilidades de establecer comparaciones supraprovinciales en mi comunicación al I Encuentro sobre religiosidad popular (Sevilla, 1887), titulada«Patronos y calendario festivo andaluz: aproximación comparativa».Las actas han sido publicadas por la editorial Anthropos y la Fundación Machado.

2. En la primera parte de su artículo «Cuestionarios especiales de etnografía y folklore», Anales del Museo del Pueblo Español, tomo I, Madrid, 1935 (reed. 1988): 60-61.

3. En el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid, Colección Monográfica Africana (25 págs.).


Gazeta de Antropología