Gazeta de Antropología, 2014, 30 (2), artículo 00 · http://hdl.handle.net/10481/33419 Versión HTML  ·  Versión PDF
Recibido 17 mayo 2014    |    Aceptado 31 julio 2014    |    Publicado 2014-10
Presentación. Las migraciones en el siglo XXI y la tierra incógnita
Migration in the twenty-first century and the unknown land





RESUMEN
Las migraciones siguen despertando el interés de los investigadores por sus implicaciones tanto políticas como económicas, culturales y sociales. La situación de crisis económica sufrida en el inicio del siglo XXI está provocando en los países de la Unión Europea una tendencia claramente restrictiva en las políticas de inmigración que precisa ser analizada con mayor detenimiento. Los cambios derivados del contexto geopolítico global y la complejidad de los mercados de trabajo, dúctiles, móviles y cambiantes, sitúan el estudio del fenómeno migratorio en un contexto poco conocido hasta ahora, donde la educación, la formación, el deporte, la salud, el estigma y los procesos productivos se entrelazan con el lábil concepto de crisis económica, evidenciando las incógnitas derivadas de una profunda crisis posmoderna del ser humano.

ABSTRACT
Migration continues to arouse the interest of researchers for its political, economic, cultural, and social implications. The situation of economic crisis at the beginning of the 21st century is causing a clearly restrictive trend in immigration policies which need to be analysed in more detail in the countries of the European Union. Changes arising from the global geopolitical context and the complexity of the labour markets, ductile, moving, and changing, places the study of the phenomenon of migration in a context little known so far where the education, training, sports, health, stigma, and processes intertwine with the labile concept of economic crisis, demonstrating the unknowns derived from a deep post-modern crisis of the human being.

PALABRAS CLAVE
migraciones | crisis económica | formación | integración social | investigación
KEYWORDS
migrations | economic crisis | training | social integration | research


1. Introducción

Los movimientos migratorios constituyen una constante en el desarrollo de los grupos humanos. Aunque siempre han existido, en la actualidad se han transformado por la incidencia de los procesos de mundialización y globalización, reinterpretando la temporalidad vinculada a los movimientos migratorios anteriores. Un hecho incide claramente en ellos a partir de la segunda mitad del siglo XX (sobre todo en España): la regulación estatal de los flujos migratorios en función de las demandas y necesidades de los mercados de trabajo. Ahora bien, la situación de crisis económica sufrida en el inicio del siglo XXI está provocando en los países de la Unión Europea una tendencia claramente restrictiva en las políticas de inmigración, traducida en la intensificación del control de las fronteras, el aumento de las repatriaciones a través de la firma de acuerdos bilaterales y una mayor complicación administrativa para la inmigración legal (Sánchez 2011).

La crisis económica que impregna todas las estructuras de nuestro entorno se está resolviendo con una crisis mayor. Tal y como apuntaba con acierto Eduardo Rosenzvaig en 2009, los Estados ricos habían aportado en 2008 millones de dólares a la banca para asegurar su correspondiente cuota de ganancia, con objeto de continuar manteniendo la “burbuja financiera” global del capitalismo. La crisis, comparable por su magnitud a la sufrida en los años 30 del siglo XX, provocará la “estampida” de millones de personas hacia otros territorios con la intención de mejorar sus condiciones laborales y de vida. Debido a los abismos de exclusión y de superpoblación, a estas “estampidas” seguirán “murallas” de formas cibernéticas con idéntica intencionalidad que las arquitectónicas. Ante esta situación, Rosenzvaig afirmaba con contundencia: “esta crisis ya no es sólo de un modelo de economía, es una tierra incógnita” (Rosenzvaig 2009: 171). Si al concepto maleable y escurridizo de “crisis económica” unimos “mercados de trabajo” y “migraciones”, se crea un espacio para la investigación y el análisis de plena vigencia. El encuentro de identidades, saberes, diversidades, discursos y acciones permite bordear lo cultural, social, productivo, simbólico, biológico y moral, tal y como comprobamos a través de las aportaciones de los autores que conforman este monográfico.

El ámbito de las migraciones continúa siendo una fuente de reflexión para entender las circunstancias actuales que rodean nuestra cotidianidad. En los primeros años del siglo XXI las nuevas concepciones teóricas han oscilado desde el auge del transnacionalismo y la mundialización del fenómeno migratorio (Guarnizo 2004, Portes 2005), pasando por el análisis de las segundas generaciones y el estudio de las desigualdades étnicas (Rumbaut 2011), hasta el estudio de las estructuras que permiten un grado de reconocimiento del inmigrante en el proceso de integración sociocultural, así como el mantenimiento de la conexión del extranjero con el lugar de origen (Solé 2013, Garreta 2013). Para Checa (2009) lo importante de las investigaciones actuales estriba en su enfoque analítico, más transcultural y con un enfoque bidireccional entre las sociedades de origen y destino, que visibiliza las redes de participación social que trascienden las fronteras de un territorio (Arjona y otros 2009). De esta manera podemos comenzar a definir los márgenes de esa tierra incógnita del conocimiento en la que nos encontramos.

 

2. Una nueva aproximación al conocimiento del hecho migratorio

Las migraciones permiten la aproximación a diversas áreas del conocimiento a través de la investigación teórica y empírica; de hecho, el monográfico que presentamos recoge esa variedad discursiva y científica. Afirmamos que hay cuestiones que precisan un mayor debate, ya que es indudable el impacto económico de las comunidades migrantes tanto en el país de destino como en el de origen; también es incuestionable su importancia en el desarrollo de procesos políticos como el de la ciudadanía, en la implicación que genera en las estructuras formativas y de educación superior, en los complejos procesos de inserción de poblaciones cultural y étnicamente diversas, en los retos asistenciales que plantean al modelo de atención para la salud de la sociedad de acogida…Todos estos elementos configuran un interesante escenario de investigación donde se concretan las “estampidas” de los grupos humanos y se analizan las “murallas” que construimos con gran habilidad. No cabe duda de que estudiar las migraciones en el siglo XXI es profundizar en el valor de lo humano.

Bajo este prisma multidisciplinar hemos diseñado la organización de los textos, siguiendo las principales temáticas (la inmigración en relación a los mercados de trabajo entre otras) que se abordaron en el XIV Congreso de Inmigración, evento que, con la denominación de Crisis económica. Nuevos retos en intervención social, tuvo lugar en Almería en el mes de octubre de 2012 organizado por el Laboratorio de Antropología Social y Cultural de la Universidad de Almería y por el Centro de Estudio de las Migraciones y las Relaciones Interculturales (CEMyRI) de la misma universidad. Los artículos corresponden a las ponencias presentadas en dicho congreso, corregidas y adaptadas especialmente para esta edición de Gazeta de Antropología, conformando un número monográfico en el que pueden distinguirse cuatro bloques temáticos diferenciados, pero unidos por un mismo hilo conductor: el concepto de migraciones.

El primer bloque temático se dedica a la economía y la inmigración, desgranando en él claves analíticas valiosas para afrontar la investigación del hecho migratorio en el actual contexto social y económico. Los dos textos que conforman este bloque ofrecen una visión transnacional de los procesos económicos, uniendo globalización e inmigración al cambio de paradigma en los procesos productivos. Michael Piore reflexiona en “Inmigración y Crisis económica” sobre las migraciones en el contexto de la actual crisis económica desde la variabilidad de escenarios que implica esta situación en Europa. Este autor propone marcos reflexivos para una comprensión integral de ambas realidades: el desarrollo evidente del mundo industrial -que ha sido propiciado en los últimos años por una mejora económica- y el papel relevante que ha tenido en él la migración internacional. Países de larga tradición de inmigración como los Estados Unidos (contexto de partida de este autor para exponer elementos que inciden en la actual situación de los mercados de trabajo ante la fuerza laboral migratoria) ayudan a comprender dinámicas más recientes desarrolladas en los países de Europa Occidental, principalmente. Piore nos sitúa en la gestación de los puestos de trabajo poco estables para inmigrantes, asociados a una menor cualificación profesional, para dar paso al asentamiento estable de inmigrados en las sociedades de acogida y la legítima aspiración de éstos a mejorar laboralmente. Estas realidades también inciden en las sociedades de origen, desde un punto de vista tanto económico como social, ya que demuestran el éxito del inmigrado en el país extranjero. Pero este escenario inicial se modifica sustancialmente ante la globalización, el cambio tecnológico en los medios de producción y los inmigrantes de segunda generación.

Con estos factores de partida, Piore expone diferentes elementos que deben ser tenidos en cuenta al estudiar las migraciones actuales y los mercados de trabajo, concretamente la flexibilidad y cualificación de los inmigrantes para realizar determinados trabajos en las sociedades de acogida, y la fuerza laboral nativa que compite por puestos de trabajo que hace años no eran atractivos para ella, por supuesto sin obviar un marco de análisis que recoja los elementos estructurales que afectan a la naturaleza del proceso migratorio en continuo cambio. La flexibilidad del mercado laboral, las políticas públicas, las fuentes de financiación, el acceso a la mejora en las condiciones de trabajo y de participación social, además de la fuerza laboral femenina y los movimientos migratorios transnacionales de personas altamente cualificadas formadas en países desarrollados, impactan directamente en un contexto de crisis económica que no permite soluciones a corto plazo. Este autor diseña un marco de análisis amplio y global de las migraciones y los mercados de trabajo, trazando líneas futuras de investigación que permitirán visibilizar un nuevo perfil de inmigrante que incidirá en las futuras políticas migratorias.

En “La crisis económica, la existencia material garantizada y una propuesta provocadora”, Daniel Raventós aborda detalladamente los antecedentes de la crisis, así como sus orígenes, lo que debe entenderse por política económica y la configuración política de los mercados. Raventós piensa que las consecuencias de la crisis serán irreversibles para millones de personas. Son muchos centenares de miles, son millones los que se han quedado sin vivienda, o sin recursos, o sin trabajo, o sin todo ello a la vez. Resulta muy valiosa la breve historia que realiza sobre el comienzo de la crisis, que se remonta a los años 70 del siglo pasado, donde se produjo un gran cambio de modelo económico que confluyó con un hecho fundamental: la desaparición de la conexión entre los aumentos de la productividad y los salarios.

Por otro lado, Raventós destaca en su trabajo el inmenso crecimiento del crédito, que permitió a su vez el aumento de la deuda privada hasta el punto de que a principios de 2009 todo el crédito privado de los Estados Unidos equivalía al triple del PIB de este país. Este nuevo modelo económico llevó a la población a pedir créditos, debido a que eran baratísimos y las hipotecas resultaban muy asequibles, lo que hizo que la compra de viviendas se disparara, pero a partir de de 2004 la Reserva Federal estadounidense decidió aumentar los tipos de interés, resultando de ellos unas viviendas muy por encima en precio al poder adquisitivo de los salarios medios del país. Esto provocó que  la crisis se extendiera  rápidamente por todo el mundo.

Por último, el autor plantea un interesante debate vinculado a la renta básica, el estado económico de los países y la inmigración, desvelando interesantes claves de análisis que profundizan en las “estampidas” y las “murallas” que nombrábamos anteriormente.

El segundo bloque temático de este monográfico se centra en analizar los escenarios formativos ante la inmigración. Es innegable que las circunstancias económicas a nivel global han propiciado la configuración de sociedades diversas donde la interculturalidad se ha convertido en un componente básico de su constitución. Los nuevos escenarios formativos surgidos ante la inmigración continúan siendo un tema recurrente de investigación y análisis, debido a los frecuentes cambios normativos que en ellos se producen y a la trascendencia real que poseen las instituciones formativas en nuestro modelo societario. Aunque la diversidad cultural no es una situación nueva en las aulas españolas, sí lo es el perfil del alumno “culturalmente diferente”. Por ello, el trabajo de Jordi Garreta “La interculturalidad en el sistema educativo: logros y retos” recorre el amplio camino que muestra las fases por las que ha pasado el concepto de escuela plural en los últimos veinte años. Concretamente, su trabajo se basa en un estudio cualitativo que muestra una aproximación a la evolución del alumnado extranjero en las aulas españolas centrada en Cataluña, recogiendo para ello la perspectiva de los equipos directivos, los docentes y las familias de Centros de Educación Infantil y Primaria.

En este sentido, el autor da un paso más allá para centrarnos en el proyecto curricular vital de los padres inmigrados respecto a sus hijos en el contexto de acogida. Algunas debilidades del sistema formativo actual son expuestas claramente en el estudio realizado; por ejemplo, la mayoría de docentes entrevistados perciben las necesidades de los estudiantes inmigrados como sobrecarga laboral; se incide también en la dificultad que entraña el trabajo colaborativo establecido entre  familias, voluntarios, docentes y centro para consolidar las políticas institucionales de integración; el desarrollo de todo el itinerario curricular formativo del estudiante supone un esfuerzo considerable para toda la familia (tanto económico como laboral, así como de  inversión de tiempo, dedicación y esfuerzo para alcanzar estudios superiores). Por supuesto, la frágil situación económica de España, la saturación del mercado laboral y el aumento del número de parados inquietan a las familias en lo referente al futuro que se les presenta a sus hijos y pueden indicir en la interrupción de los estudios más allá de los niveles escolares obligatorios. Por ello, nuestra realidad educativa continúa siendo mejorable en lo referente a la continuidad del alumnado extranjero más allá de los estudios obligatorios.

La investigación de Ángeles Arjona, Juan Carlos Checa y Francisco Checa profundiza en las dificultades encontradas por el alumnado inmigrado para acceder y continuar sus estudios en la educación superior, concretamente en el ámbito universitario. En su trabajo, “Inmigración y acceso a la Universidad. Modelo interactivo de análisis”, parten de un modelo explicativo interactivo para analizar los elementos que intervienen frenando la trayectoria educativa de los jóvenes inmigrantes en destino. Para ello, utilizan un interesante estudio realizado en la provincia almeriense.

Uno de los elementos de partida de esta investigación nos sitúa en el modelo teórico interactivo de inserción en la sociedad de llegada. Dicho modelo permite visibilizar analíticamente elementos de inclusión/exclusión dentro del grupo societario, la movilización de los recursos de clase y su incidencia en las características del grupo humano estudiado. Tal y como muestran estos investigadores, los resultados de la combinación de todas estas variables permiten conocer las características que definen a los grupos; además, resultan indicadores fundamentales a la hora de explicar la trayectoria educativa del alumnado inmigrado, su entorno familiar, las expectativas formativas propias y la futura inserción en el mercado laboral, siendo el contexto de recepción el que diseña y ejecuta la acomodación de la población extranjera, a través de las correspondientes políticas gubernamentales. Los autores coinciden con Garreta en señalar que la conexión familia-escuela está determinada, de un lado, por los mecanismos participativos que las instituciones ofrecen y, de otro, por el interés y las posibilidades reales que las familias tienen de implicarse en esas relaciones.

En definitiva, la segmentación, la etnodiscriminación, la temprana incorporación al mundo laboral y la inexistencia de una escuela inclusiva real, suponen auténticas barreras de acceso de los estudiantes inmigrados a niveles formativos superiores.

El tercer bloque temático se estructura en torno a la intervención social en inmigración, remitiéndonos a las estructuras sociales y a los códigos culturales del grupo humano que habita un espacio. Indudablemente, el principal elemento que gravita sobre el fenómeno migratorio es la integración social de los inmigrados en destino, ya que es una práctica real que difiere de la inserción. La intervención social en inmigración implica la integración. Un claro ejemplo de ello lo constituye el artículo de Noemí García-Arjona, “Integración social y deporte de proximidad en Francia. Un ejemplo de intervención pública en París”, que muestra cómo las políticas han identificado el deporte como una herramienta que favorece tanto la integración de población inmigrante en la nueva sociedad como la preservación de las propias raíces culturales e identitarias, ofreciendo un escenario de interacción único para la cohesión social y la convivencia intercultural.

El estudio del contexto francés que hace la autora permite establecer paralelismos con el español, aunque ambos poseen trayectorias diferentes ante el abordaje del hecho migratorio. En Francia, la experiencia acumulada en más de 100 años de recepción de inmigrados no ha supuesto diferencia en la perspectiva funcionalista del deporte: con independencia del modelo de gestión cultural de cada país, el deporte puede considerarse como un claro “ascensor social” tanto en España como en Francia. La autora destaca que las políticas deportivas de integración en Francia surgen como una estrategia política ante la grave situación social y urbana de principios de los 80 del siglo XX. Los claros valores educativos y de “proximidad” que fomenta el deporte crean espacios únicos de encuentro e intercambio cultural. Aún queda por valorar el impacto real del fomento de las prácticas deportivas como mecanismo de intervención social en inmigrados. Es indudable que existe una mayor tendencia política a fomentar la presencia del deporte de élite a través de la inversión de recursos, pero una política deportiva de carácter público consolidada a través del tiempo, con gran oferta de actividades y un sistema de gratuidad o bajo coste para sus actividades, resulta muy atractiva para potenciar el desarrollo social de una población como la inmigrante. García-Arjona desgrana en su investigación la política del programa Sport de proximité como ejemplo de intervención social, donde la actividad físico-deportiva se entiende como un derecho adquirido para el conjunto de la población, favoreciendo la interacción cultural y la socialización de jóvenes inmigrados.

Más centrado en la perspectiva del impacto de la crisis económica en grupos socialmente vulnerables encontramos el artículo de Francisco Majuelos. Este autor interrelaciona  con sutileza aspectos de mercado de trabajo y residencia en el país de destino en las trabajadoras del sexo de origen africano. Su trabajo de campo se sitúa en la zona del poniente de la provincia almeriense, procurando explicar con él de forma clara y contundente la incidencia de elementos del entramado jurídico-político-ideológico en una población con riesgo de exclusión social y estigmatización. Su trabajo “Trabajadoras sexuales africanas: entre el estigma y la crisis” ofrece una aproximación a un escenario donde  prejuicio y prostitución se definen según la cosmovisión cultural de la sociedad de acogida, pretendiendo flexibilizar en su trabajo las interpretaciones reduccionistas de estos términos a través de los testimonios de los actores sociales entrevistados y con el apoyo de un sólido marco conceptual teórico, aportado, entre otras, por las investigaciones antropológicas de referencia. En este artículo se evidencian las consecuencias socioeconómicas de la crisis económica en el ámbito productivo objeto de estudio, la disminución de los espacios de socialización entre los sujetos, así como la reducción de las redes de ayuda y cooperación que propiciaban. Indudablemente, la combinación de crisis con estigma y prejuicios recae de forma directa en las trabajadoras sexuales inmigradas, generando una organización diferente del comercio afectivo-sexual que debe ser estudiada.

Una perspectiva diferente y transfronteriza de la intervención social se aporta a través del artículo de Mohamed Haouari. El trabajo de este autor, “Experiencias de trabajo social en el Norte de Marruecos con grupos vulnerables en tiempos de crisis”, se enmarca dentro del territorio marroquí y se desarrolla a través de las reformas en el ámbito político, jurídico, económico y social que se han llevado a cabo en Marruecos. Asimismo, centrándose en el norte de este país, describe los elementos de vulnerabilidad social que se han agudizado tras la crisis económica europea. De forma más concreta, se han reducido considerablemente las posibilidades de encontrar trabajo, han disminuido las remesas de inmigrantes y con ello las perspectivas de empleo en el norte de Marruecos. Los desajustes entre la oferta y la demanda de trabajo en la región de Tánger-Tetuán, inciden directamente en el desempleo juvenil y la precariedad laboral, con el resultado de la falta de adecuación entre el acceso a la educación y las competencias formativas necesarias para el mercado laboral marroquí. El trabajo de Haouari muestra un escenario socioeconómico y cultural diferente, donde las construcciones culturales y la vulnerabilidad social de jóvenes y mujeres se retroalimentan incidiendo en la desigualdad, lo que provoca una clara ruptura entre las expectativas laborales para estos grupos y la oferta real del mercado de trabajo marroquí.

El último bloque temático trata sobre los modelos de atención sanitaria y la inmigración. El modelo de asistencia sanitaria del Estado español es un claro ejemplo de integración social. El Sistema Nacional de Salud puede ser concebido como un subsistema social y cultural en el que confluyen diferentes prácticas de socialización protagonizadas por diversos actores sociales (profesionales y usuarios del sistema) marcadas por las características propias de los ritos de paso (la obtención de un diagnóstico médico es un claro ejemplo de ello). Con independencia del modelo socializado de atención para la salud de nuestro estado, descentralizado en competencias sanitarias, el contexto sanitario y asistencial, así como las prácticas y protocolos profesionales, han mostrado en líneas generales una clara tendencia asimilacionista en las acciones de protección para la salud de la población inmigrada, que han sido en algunos casos estigmatizadoras y han logrado velar con ello la dureza del proceso migratorio. Los nuevos cambios normativos derivados de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 16/2012 “de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de las prestaciones”, suponen un nuevo reto para asegurar el acceso de los inmigrados al sistema de salud en condiciones de equidad e igualdad.

El artículo “Accesibilidad al sistema sanitario andaluz de las trabajadoras del sexo nigerianas en el poniente almeriense. Notas etnográficas”, de Estefanía Acién, pivota sobre tres grandes conceptos: la gestión de la protección de la salud, la inmigración y la prostitución, siendo el eje central de la publicación la conjunción de las mujeres que ejercen este trabajo con los servicios que les prestan asistencia sanitaria y los profesionales sanitarios que la realizan. Su investigación es eminentemente socioantropológica, basada en un dilatado trabajo de campo que propicia un análisis certero sobre las condiciones de acceso a la tarjeta sanitaria por parte de mujeres inmigradas trabajadoras del sexo y las dificultades encontradas para atenderlas en Atención Primaria como “puerta” del Servicio de Salud Público Andaluz.

El abordaje de la realidad sanitaria de cualquier colectivo inmigrado es muy compleja y requiere una perspectiva integradora de la atención a la salud. Si al hecho biofísico y psicológico de enfermar añadimos dimensiones económicas como la actual crisis, dimensiones sociales y culturales como la inmersión de un colectivo de mujeres en una situación de irregularidad administrativa, sus dificultades de inserción laboral, la segregación residencial y la estigmatización de la prostitución, obtenemos un contexto cuyo estudio sólo puede realizarse desde una auténtica configuración holística de la atención sanitaria, donde son necesarios profesionales de diversos ámbitos del conocimiento para asegurar una prestación de servicios integradora y adaptada de forma realista a las demandas sanitarias de la población inmigrante.

 

3. A modo de conclusión

El estudio de las migraciones en el siglo XXI incluye la regeneración y la supervivencia. La regeneración como principio vital que impregna los espacios comunes en la sociedad de destino, los ritos y símbolos, la cosmovisión de un grupo, la formación que prepara, asimila o encultura; en definitiva, lo biológico está embebido de cultura para el ser humano. En cambio, la supervivencia está regida por lo económico, aunque se integra en lo social como una totalidad cultural a través de los procesos productivos y las estrategias de apoyo intergrupales, a veces connotadas fuertemente por lo étnico o bien muy estereotipadas. Puede que se esté produciendo un cambio de paradigma ante el hecho migratorio, o bien estamos atisbando nuevas formas de interpretación más adecuadas a las características de las sociedades movedizas que se configuran con gran rapidez. Quizá no lo sepamos con certeza, pero este monográfico nos sitúa ante una visión diferente de la complejidad de los problemas de la sociedad actual.

Crear murallas no detendrá la creciente diáspora humana, porque todo sirve y nada alcanza en la situación actual de comienzos del siglo XXI. Los problemas planteados por la crisis posmoderna del ser humano no pueden ser reducidos a la crisis de la burbuja financiera, o a la desatención del modelo formativo y educativo de una sociedad, o a las estrategias de integración de la diversidad más o menos acertadas, o a la mejora en la atención a la salud de los grupos más vulnerables como asignatura pendiente; en realidad, requieren un abordaje más global, propiciado por un análisis socioantropológico sosegado y lúcido, que permita la comprensión de los hechos desde la mirada de quienes construyen día a día lo humano, es decir, aquellos que transitan por los sueños de una tierra prometida edificando una tierra incógnita en lo cotidiano.

 


 

Bibliografía

 

Arjona, Ángeles (y otros)
2009 “El transnacionalismo como estrategia frente a la asimilación”, en Francisco Checa, Ángeles Arjona y Juan Carlos Checa (eds.), Globalización y movimientos transnacionales. Las migraciones y sus fronteras. Almería, Universidad de Almería: 123-145.

Checa y Olmos, Francisco
2009 “Introducción: Migraciones y Transnacionalismo”, en Francisco Checa, Ángeles Arjona y Juan Carlos Checa (eds.), Globalización y movimientos transnacionales. Las migraciones y sus fronteras. Almería, Universidad de Almería: 9-14.

Garreta, Jordi
2013 “Introducción Metodológica”, Revista Internacional de Sociología (RIS), vol. 71, extra 1: 11-14.

Guarnizo, Luis
2004 “Aspectos económicos del vivir transnacional”, en Ángeles Escrivá y Nicolás Ribas (coords.), Migración y Desarrollo. Córdoba, CISC: 55-86 .

Portes, Alejandro
2005 “Un diálogo Norte-Sur: El progreso de la teoría en el estudio de la migración internacional y sus implicaciones”, Working Paper, Center for Migration and Developement. Nueva Jersey, Princenton University.

Rosenzvaig, Eduardo
2009 “La crisis del capitalismo. Estampidas de migrantes, murallas que los frenen”, en Francisco Checa, Ángeles Arjona y Juan Carlos Checa (eds.), Globalización y movimientos transnacionales. Las migraciones y sus fronteras. Almería, Universidad de Almería: 167-177.

Rumbaut, Rubén
2011 “The Problem of ‘Assimilation’ and the Second Generation in the United States”, en Ángeles Arjona, Francisco Checa y Teresa Belmonte (eds.), Biculturalismo y Segundas Generaciones. Barcelona, Icaria: 77-116.

Solé, Carlota
2013 “Presentación del monográfico sobre asociacionismo e inmigración”, Revista Internacional de Sociología (RIS), vol. 71, extra 1: 9-10.


Gazeta de Antropología